20 de enero de 2012

TILINGOSAURIOS VIVOS (DIRIA SUSANA JAMONES).

Conocida es la tirantez que hay con la Chorra Albión por nuestras movidas regionales para tratar de aislar económicamente al enclave colonial, y así forzar en algún punto, a entablar negociaciones por Malvinas.
Tambien se sabe respecto a la sobreactuada respuesta matona de los tories, y hasta de sus bufonadas.
En el colmo del humorismo inglés, el premier Cameron, con esa cara de bobby londinense que tiene y todo, lanzó el chascarrillo de acusar a la Argentina de colonialista.
Empero nunca deja de sorprender, el grado de colonización mental que tienen algunos cerebelos criollos.
En una columneta desperfilada, Giorgio Sanata se identificó como siempre con "el más débil", y tiró la idea de que como los kelpers no quieren saber nada con nosotros, hay que dejarlos tranquilos y no reclamar más las islas, porque eso "es una boludez".
Pero Sanata es un patriota del combate de la Vuelta de Obligado, al lado de lo que escuché ayer en un programejo, al caer por azar en su frecuencia, en un matutino zapping radial.
El que conduce es un tal "Doctor" Banegas o Benegas, un fundamentalista old-liberal, amigo del finado Álvaro y de su hija Mary Julie Alsogaray, muy nostalgioso de la época de oro de la UCD, cuando Caylos de Anyiaco, le regaló el manejo de la economia a esta runfla de cipayos.
Los oyentes, de un target milico-recoletense, dejaban mensajes de este estilo:
(Por ejemplo, sobre la Ministra Garré):
-"Se nota que la comandante Teresa (sic), más que ministra de seguridad, es una montonera, subversiva y guerrillera, que le sacó la custodia de los hospitales a Macri para perjudicarlo" (recontrasic).

Ayer, en dicho espacio vomitivo de radio, invitaron a un fósil viviente al que presentaron como un "profesor universitario, especialista en relaciones exteriores" -del que afortunadamente no retuve su apellido- para que hablara del tema Malvinas.
Comenzó gasificando que la culpa la tenemos nosotros los argentinos, "porque somos incumplidores, y el mundo nos tiene por un mal ejemplo, y no estamos en condiciones de reclamar nada".
Todo un canto a la dignidad nacional.
Agregó más insólitamente aún, que los ingleses tienen título suficiente sobre Malvinas, porque se los da "la posesión" (???!!!), y además "ganaron una guerra hace poco, y eso tambien les da derechos" (???????????????????????!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!).
O sea que para un docente universitario, supuestamente especializado en derecho internacional, una potencia colonial okupa, puede generar título suficiente sobre un territorio del cual se apodera con violencia, sólo con la posesión, y reforzar todo ello a cañonazos.
La ley de la selva pareciera ser de rango constitucional para este cavernícola.
Las resoluciones de la ONU respecto a la descolonización, y el respaldo regional e internacional a la Argentina aobre el tema malvinero, por supuesto que fueron ignorados por completo por el "especialista".
Luego llamó a "deshacernos de este experimento filo-bolchevique y nazi-fascista, que es este gobierno" (sic, recontrasic).
Teniendo en cuenta, que esta luminaria "enseña" en una universidad a ignorar las más elementales normas de derecho internacional, y formula en una radio una invocación cuasi golpista, respecto de un gobierno elegido mayoritariamente (lo cual en una aula, infiero que no pocas veces, lo habrá hecho en forma directa) no estaria mal, que alguno de sus sufridos alumnos, que tuviera conciencia nacional y republicana, le enchufara una denuncia con destino a sumario docente.

Para darle un broche al tema, el doctor Banegas, expresó en un tono de voz bananesco, muy similar al de Alf Prat Gay:
-"Lo mejor seria que los kelpers pudieran lograr su independencia y se transformaran en un puerto libre".
Hizo una pausa de un segundo, y con todo su tilinguísimo ser, exclamó:
-"¡Qué lindo sería tener un puerto libre tan cerca del pais! ¿No?".-

¡Pues claro que sí, amigo fundamentalista liberal!
Podria ir Ud. de shopping, a Puerto Argen...(sorry, a Port Stanley), y codearse con Susana Gimenez, chocha llevando bolsitas con la bandera inglesa, casi igual a las del nuevo "pais", The Fucklands.
Tal vez Giorgio se compre una casita british por allá, en un ventoso balneario rebautizado Joseph Ignatius.
Esperemos que Rockhooper o alguna otra petrolera que extraiga el crudo que alguna vez "sin merecerlo" reclamamos como nuestro, no contamine con un derrame esas playas tan "libres".
No sea cosa que se les arruine el sueño dorado a las pequeñas mentes de Tilingoland.

8 comentarios :

iris dijo...

Sanata y el doc libegal como todos los habitantes de Tilingolandia se sienten cosmopolitas, ciudadanos del mundo,etc. Jamás aceptarían que son argentinos y esperan con estas gaseosas declaraciones impresionar a ciudadanos de imperios que siguen, por su parte, creyéndose "el mundo". No podrían ser más absurdos ni intentándolo...

Chelo Saavedra dijo...

Por favor Iris, más respeto con ese gordo inmundo, digo de mundo, ya que está salvando al planeta por canal Infinito.

Carapachay dijo...

Polito no se gaste con estos liberalosaurios, están en vías de extinción son una secta.
En cambio los snob tipo gordito de mundo Larrata, proliferan entre la clase mierda-alta.

Luis María Drago dijo...

Hablando de "ciudadanos del mundo", hace poco un diario inglés entrevistó a Bonasso, quien criticó a un periodista de ese medio por publicar una nota favorable a la gestión económica del gobierno de Cristina.
Obviamente que este miguelito mientras le tiraba tierra a la Argentina, diciendo que la economia está peor que en los 90, ni una palabra dijo del tema Malvinas, ni de las exploraciones inglesas en la cuenca petrolera de las islas.
Al igual que para Sanata, para Bonasso Malvinas es un tema menor, "una boludez".

Anónimo dijo...

Desde siempre la dominación y los derechos se impusieron POR LA FUERZA. Los ingleses, a pesar de su tan mentada cultura que no les sirve para eclipsar su bien ganada fama de explotadores, racistas y usurpadores de bienes y tierras ajenas son imperialistas prepotentes, pero no boludos. Ahí tenemos el caso de la devolución de Hong-Kong a China, que sí se llevó a cabo. Algo que no hubiera sucedido si los reclamantes hubieran sido Argentina ó España.
Ya llegará el bendito día de nuestras Islas Malvinas.
Pero lo que resulta difícil de tolerar es la incansable misión anti-argentina que lleva a cabo desde siempre el cipayaje occidental y cristiano.
Aprecio el valor de la democracia y el derecho que todos tenemos de poder expresarnos con libertad, pero también me agradaría que los conceptos vertidos que constituyan flagrantes ofensas a nuestro espíritu como nación fueran debidamente señalados por la justicia, un poder que a pesar de todos los cambios operados en nuestra Patria, aún deja mucho que desear.
Y ya que nos descosemos las costuras por nuestro amor a la Patria, podríamos comenzar con un DIGNO y severo boicot a todo lo que proceda de ese INDIGNO país, empresas, productos y otras yerbas. Para hacerlo no es necesario pedirle permiso a nadie.

Saludos
Tilo, 70 años

Donofrio dijo...

Muy bueno lo suyo, Tilo. Impecable análisis.

Panadero dijo...

Falta que aparezca Caparrós, diciendo que para él las Malvinas son de los kelpers y que está a favor de su independencia, y la hacen completa por Tilingolandia, como le decis vos, Polito.

Guiñapo Sanguinolento dijo...

La columna de Larrata se titula precisamente "Donde queda Puerto Argentino", burlándose de que los kelpers no tienen contacto cultural alguno con nuestro país.
Por lo tanto para la bolsa de pedos, es una idiotez chauvinista seguir llamándo asi a la capital de Malvinas (o Falklands Islands, como las llamaría este sorete).