25 de abril de 2017

MACRI PONE A ABOGADO DE LA FAMIGLIA PARA QUE DECIDA SOBRE EL CURREO ARGENTINO


Resultado de imagen para fotos de macri y el correo argentino

Como sabemos nada pasa en el país, la cosa está muy ordenada, el modelo es muy serio y la economía crece con vigor y en forma muy sustentable con los pases monetarios de Sturze, y los informes optimistas del semi ministro de hacienda. 
Este trimestre viene muy firme el aumento sectorizado del consumo. Sin ir más lejos, las ventas de BMWs, palos de golf y climatizadores para jacuzzis subieron muchísimo. 
En cambio siguen bajando  las compras de pan, leche y carne en los supermercados y almacenes de barrio. 
Y está bien que así sea, dice Dujovne, pues eso demuestra que vamos por el buen camino, muy lejos del infame populismo.

Y si ocurren cosas feas, la mayoría se da en Santa Cruzuela donde reprimen a ciudadanos autoconvocados pacíficamente que intentaban hablar con Alicia Kirchner para convencerla de que renuncie para que se acabe el ahogo financiero de Mauricio. Y  en un gesto que los ennoblece, regalarle un sonajero a su sobrina nieta de 18 meses que justo estaba llorando, vaya a saber por qué. 
En esa provincia asolada por los K, el empresario Costa quiere asumir cuanto antes como interventor. 
No puede ser que ese demócrata hace tres elecciones que se presenta para gobernador y siempre le hacen fraude.

Mauricio, hizo echar al Procurador del Tesoro, Balbìn, quien como jefe de los abogados del estado no puso mucha garra oficialista como Aguad en el tema del Curreo. Y para colmo, preparaba un dictamen que dejaba mal parados a muchos funcionarios Pro. Eso no se hace. 
Pasado un tiempo prudencial, Miau ordenó eyectar a este díscolo, y con la venia de Carrió (que en este tema se alineó por completo a la famiglia, y mirala vos a la vara moral cuan pragmática está) puso en su lugar a un fulano Saravia. 
Se trata de un leguleyo corporativo que asesoró a muchos grandes grupos empresarios...como el grupo Macri. 
Seguramente el tordo designado bregará en pos del bien común, cuando tenga que dictaminar después de las elecciones, sobre esa pequeña deuda que el estado insaciable le reclamaba a papá Franco y ahora a los hijos de Mauricio. 

A su vez, el subpresidente viajará a tierra santa del norte, para sacarse una genuflexa foto con Donald Trump, y ofrecerle toda la experticia de Patricia Bullrich en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo en la Triple Frontera. 
Casualmente ayer sucedió un pequeño incidente con algunos estruendos en Ciudad del Este. Pero Pato dice que tiene todo bajo control, y propuso un brindis por ello.

En cambio tiene mala suerte el macrismo con sus designaciones de jefes de policía. Le pasó a Mauricio apenas estrenada la Metropolitana con el Fino Palacio. Y ahora le sucede al Guazón, quien nombró al fulano Potocar (arrimado por Angelici y su ladero Ocampo) como Jefe de la Policía de la Ciudad, y resulta que dejó las guampas en varios pedidos de protección a comerciantes y prostíbulos.

Los trolls de Marquitos están justificando lo caros que resultan para el erario público. Iniciaron una campaña en las redes para que la malvada de Cristina no pueda viajar a Europa,donde fue invitada por foros de fanáticos como la Universidad de Oxford y otros antros populistas. 
Esperan que el incorruptible y servicial Bonadío le impida viajar y detenga a la diktadora en el mostrador de migraciones del Aeropuerto de Ezeiza.

En el ámbito cultural, la cosa no podía estar mejor. Aveluto trata de convencer a Yeiyei Campanella, para que deje de tuitear en favor de su amigo el rajado señor Cajeta. Y le garantizó que los recortes de subsidios al cine nacional no lo van a afectar, y hasta le van a dar más guita para que filme alguno de sus bodrios.

Lopérfido por fin consiguió que le inventen un cargo en el exterior, y fue designado en Berlín, “embajador cultural”. Sólo le pidieron en Casa Rosada que no cuestione la cifra de judíos muertos en el Holocausto. Y en todo caso, si no puede con su genio, que se la agarre con el número de gitanos gaseados por Hitler.

Resultado de imagen para foto de laura di marcoResultado de imagen para foto de sylvina walger

Por último, una gran pérdida se dio en el ámbito de la literatura, al crepar Sylvina Walger. Se trataba de una brillante escritora que consagró los últimos años de su vida a masticar en objetos que llamaba libros, su odio a Cristina. 
Siempre con nivel y refinamiento, hincando sus dientes en la metáfora y en la musicalidad de las palabras. 
Y sino veamos este párrafo escogido por Silvy para describir con un lenguaje sutil, metafórico, casi odontológico, a la dos veces mandataria presidencial: 

"Autoritaria, amarga, pintada como una máscara y rellena de bótox, nueva rica y vulgar en el lenguaje". 
En fin, una yegua. Ni siquiera Luis Majul, hubiese podido plasmar esas ingeniosas y exquisitas indirectas. 
Pero hay más, gracias a sus fuentes en la propia alcoba de los Kirchner (tal vez micrófonos ocultos en un florero o en la mesita de luz) Walger mordió en un tema muy áspero, casi tabú. 
Reveló que Cristina golpeaba a su marido con costosos potes de maquillaje, y este a su vez le arrojaba los soldaditos de Máximo por la cabeza. Claros episodios de violencia de géneros. 
Sylvinne también fue una gran luchadora contra el nacionalismo y a favor de los derechos de los kelpers sobre las islas "Folklands" (como las mencionaba con impecable fonética). 
"Dejen a los isleños en paz, que pueden hacer un país serio, no como nosotros", aconsejaba cuando la invitaban a TN. 

Por su parte su colega Laura Di Marco, otra ultramacrista que nos recuerda el apotegma de Roberto Fontanarrosa, por ser una viva demostración de la belleza femenina, pero por el absurdo, quiso homenajear a la obitada. 
Sin embargo, marró un tanto en su intención: 
“El miércoles falleció Sylvina, me estremeció la noticia, pero más me estremeció que no salió en ningún lado. Me hizo pensar en la banalidad del éxito. Un día estás arriba y sos una estrella. Todos te buscan. Al día siguiente nadie te recuerda y siguen con su vida. Como si nunca hubieras existido”.
Suena feo. Como que personalizó más en sus temores de mortal columnista oficialista, y rebajó a un segundo plano al fiambre a homenajear.
Hay que recomendarle a Di Marco que no se aflija tanto por no ser ni por lejos, una estrella. Es que el 99% del país no tiene ni remota idea de quién es. Y no la reconocería jamás, debajo de ese risible flequillo que porta para disimular su medio siglo. 
Incluso el día que palme, difícil que quede algún viejochot oyente de radio Buitre, que le lleve una flor al velorio.

15 de abril de 2017

MACRIECONOMÍA ENTRANDO A ZONA DE DESASTRE


Resultado de imagen para foto de sturzenegger
No podía ser peor el presente económico para las mentes brillantes que aún (?!) repiten letanías de un año 2017 con baja inflación y fuerte crecimiento. 
Resulta novedoso para la teoría económica que confluyan altas tasas de interés, derrumbe del dólar, y consumo sin reacción, con índices inflacionarios propios de una expansión económica. 
Macri lo hizo. 
En CABA, el incremento del costo de vida fue del 3% en marzo, en Córdoba y otras provincias incluso superó ese guarismo.
Las cacareadas metas de inflación parecen burlarse de las estrellitas económicas macristas.
Primero le sucedió a Alfonso Prat Grasa, quien para el devaluado año 2016, esperaba un traslado a precios del rango del 20 al 25%. Como sabemos superó el 40%, un porcentual inflacionario que no se verificaba desde hacía lustros.
Una vez "homogenizado el equipo", con la temprana eyección del fracasado Prat, el que se encargó de anunciar las metas inflacionarias fue Sturzenegger, que boqueó un ambicioso 12 al 17% para el corriente año.
Solamente en el primer trimestre el IPC medido por Ciudad de Buenos Aires dio un 7%, en tanto que el del Indec promedió nacionalmente un 6,3%.
Anualizado el costo de vida está acercándose al 30%, dejando en ridículo las proyecciones oficiales.
La prensa -muy favorable- que tenía el neoliberal ortodoxo que preside el Banco Central, parece estar volviéndose en su contra. Su última salvajada monetarista de subir un punto y medio la tasa de interés, cayó muy mal, incluso entre sus colegas del multitudinario e inorgánico gabinete económico. 
Cualquier ilusión de ver brotecillos verdes, o alguna débil e incipiente reanimación de la actividad económica, queda trunca con este virtual llamado a no invertir una moneda en producción, y volcar todo capital disponible en la bicicleta financiera, en especial en la bola de nieve de las Lebacs.   
El "modelo" macrista está tan desequilibrado que toda variable macroeconómica no hace más que empeorar. Crece el endeudamiento de Nación y provincias, el deficit fiscal se agranda, y las importaciones suntuarias aumentan. Por otro lado, no se recupera el consumo, empeora el mercado laboral, no traccionan las exportaciones, la inversión se derrumba, y la maxi devaluación del 2016 ya fue superada por el incremento de precios. 

Mientras tanto en el encapsulado salón de fiestas del Titanic, funcionarios y operadores de prensa  se narcotizaron por unos pocos días, con alguna encuesta que les decía que repartir palos en las manifestaciones y piquetes, está muy bien visto por una mayoría.
Hasta que la economía, ese cóctel explosivo recesivo con alta inflación, los llamó nuevamente a la realidad, a escasos meses para las elecciones.  
Imperturbable, el presidente Mauricio Gato optó por hacer lo que más sabe. 
Se fue de vacaciones otra vez.