18 de noviembre de 2017

MACRI Y AGUAD MONITOREAN EL SUBMARINO-DE LA SOTA REY DE LA MODA

Resultado de imágenes de foto de un submarino amarillo

Luego de anudar el oficialismo, un pacto fiscal con los gobernadores y un preacuerdo de reforma laboral con el triunviro cegetista, resultaba previsible una ola de elogios, loas y lambidas de cuartos traseros por parte del disciplinado periodismo corporativo.
Ese que no teme ser despedido cual VHM, o insultado por ser de "Corea del centro" como Sietecase.  A cambio de acatar sin fisuras la letanía  que pinta una Argentina "mucho mejor que en 2015" (???). Y diagnosticar con dedito acusador ante cualquier problemática que es "culpa de los K que se robaron todo".
Por supuesto, mientras el cagatintas oficialista embolsa gruesos billetes de pauta oficial que direcciona y expande el Jefe de Gabinete, detrayendo ingentes recursos de áreas donde más se necesita.
En gran parte lo esperable sucedió, Macri fue elogiado y alabado melosamente por un staff de olfas extremos que lo calificaron de "presidente histórico, por haber logrado acuerdos, consenso, diálogo" y coso.
No obstante lo cual en el seno del amarillismo se alzó una agrietada voz en disconformidad: Lechuga Roa.
El alto directivo oligopólico suele regurgitar escuetos editoriales monocordemente dirigidos a su odiado cristinismo, mas esta vez criticó el acuerdo de Triaca (hijo) (hijo de) con los combativos, por el absurdo, muchachos de la calle Azopardo. 
De perogrullo es que el ex monto devenido personal jerárquico de grupo mafioso, ansía tanto como su amo, Tito Mañeto, una reforma laboral lo más parecida a la brasilera que la debilidad y el pragmatismo materialista de los burócratas, pueda lograr.
De manera que sus rebuznos se motivaron en que considera el preacuerdo como muy soft, muy blandito.
Y no se privó de lanzar el colmo del lamento pro-empresarial: "Deja los fondos de las obras sociales en manos de los sindicalistas", bramó cual gorila de las montañas Virunga. 
El oligopolio diversificado de medios que cogobierna con los ceoliberales, en una blitzkrieg sin antecedentes, hizo demoler todo resabio de la Ley de Medios, puso a uno de sus leguleyos en la Corte Suprema, se apoderó de Telecom, Nextel, los negocios 4G, y volvió con otros a secuestrar los goles. 
En fin, pareciera  que a través de los quejidos de Roa, ahora también reclama los fondos de las Obras Sociales, para sí o para sus empresarios amigos del rubro salud. 
Más allá del formidable negocio que eso representaría, significa dejar al gremialismo en total indefensión financiera.
Se mete insensatamente con la víscera más sensible.
Pues ojalá que insista con ello en sus columnetas, el amigo Lechuga. 
Y verá convertirse a los tres goncas de la CGT, en el Ché Guevara, Camilo Cienfuegos y Augusto César Sandino.  





MACRÍN EL GRAN DIARIO AMARILLO, Y EL SUBMARINO PERDIDO. 
Resultado de imagen de foto de oscar aguad

Crease o no, en medio de un drama nacional, pusieron la siguiente obsecuencia en un lugar destacado de su portal:
"Para seguir más de cerca la búsqueda del submarino extraviado, Macri se instala en Chapadmalal, y Aguad en  Mar del Plata.".
No es que Maurizzio se vaya a sacrificar demasiado. Desde mucho antes que se tomara conocimiento del incidente, tenía previsto holgazanear el fin de semana largo en la residencia presidencial de Chapadmalal y jugar al golf en las cercanías.
En tanto que el Milico volvió del exterior donde estaba haciendo váyase a saber qué.
Ni la angustia que genera la suerte de los 44 tripulantes, de los que nada se sabe desde hace muchas horas, inhibió el chupamedismo ridículo de estos stronzos.





MASSA-DE LA SOTA: HACE DOS AÑOS INTERNA PARA PRESIDENTE, HOY EN CUALQUIERA:  

Dicen que Massita sólo abandona la melancolía y la depresión que lo aqueja desde las Paso 2017, cuando le prometen que lo suyo con Rudolph Giuliani está encaminado. 
Es que Sergie Tommie quiere dirigir una franquicia  de asesoramiento en seguridad, como las que el ex alcalde manodurista de Nueva York tiene desparramadas por el mundo.
De lograrlo, Massita recobraría sus ínfulas inmodestas y no se presentaría como un empleado del americano sino como un "partner", un socio regional. 
Mientras tanto, lo que alguna vez fue el Frente Renovador, prosigue desgajándose ante el alejamiento de su líder. La tropa que aún no se pasó al macrismo, busca reinsertarse en el peronismo anti Cristina, dejando para siempre el actual penumbroso callejón sin salida, alguna vez avenida del medio.
En tanto la piedra cementada Margot Stolbizer, se queda en breve sin su caja para viajar gratis por el mundo como tanto le place. 
Por segundo año consecutivo, la moronense logró ser la integrante del Poder Legislativo que más días pasó en el exterior (47) y segunda que gastó más dinero de nuestros impuestos en viáticos en dólares.
Antes de quedarse sin su redituable y bon vivant empleo, Stolbizer hizo un intento postrero por ser designada en reemplazo de Gils Carbó, renunciada gracias a la extorsión macrista que le armó una causa en Comodoro Pro.
Y como repetitivo acto de propaganda, la fallida socia electoral de Massita le exigió al Senado que se defeque en tres millones seiscientos mil votos de bonaerenses, y no acepte a Cristina como Senadora.
Un canto al republicanismo el de esta farsante mujerona.
Por último, el inefable De la Sota presentó su marca de trajes que vende en un local que abrió en Rio Cuarto, y lo hizo desfilando el mismo (sic, recontrasic) por una fashion pasarela.
Es una pena que el clown Luisito Juez haya perdido toda su gracia con su despido como embajador en Ecuador, por tratar en un reportaje radial a sus habitantes...de mugrientos.
Todo un hito de la diplomacia.
Ni al humanoide de Miguel del Sel en su paso por la embajada en Panamá se le pudo escapar un comentario tan bestial y racista.  
Ahora Juez es un guiñapo moco colgante que llora sus angustias por televisión, pero hace una década eran legendarios sus chistes anti De la Sota. 
Si recobra la compostura, bien podría ridiculizar al fugado ex líder cordobesista, en esta nueva etapa de su vida, lejos de la política e inmerso en el mundo de la moda.
Recordemos brevemente algunos hits de Luisito que tanto hacían enfadar a Don Gato:

"Si DLS me da la mano, me cuento los dedos por si me choreó alguno".

"DLS es un monarca: mitad mono, mitad garca".

"Para reforzar a Taieres le voy a pedir prestado a DLS un par de sus funcionarios, para que roben en la mitad de la cancha".

Hasta iba a comer a lo de Mirtha Legrand, y con gran estilo le replicaba a dicha momia:
-ML: "El gobernador de Córdoba dice que Luis Juez es un fascista ¿Es fascista Usted, Luis?
- LJ: "No señora, enano nomás".
Resultado de imagen de foto de luis juez

8 de noviembre de 2017

PESADILLA BASTANTE REAL

Resultado de imagen para caricaturas de pichetto y abal medina
Departíamos el otro día con el Senador Michel Frank Underwood Picheto en The Garcs, un restó de zona norte donde sirven una exquisita cazuela de canguro al escabeche de nivel internacional.
Mientras mojaba un pan en salsa de hámster hervido, el Dr. Randazzo comentaba lo muy astuto que había estado el gobierno al mandar la ley de la liberación de las fuerzas productivas (mal llamada flexibilización laboral por parte del kirchavismo residual que fue vapuleado en las pasadas elecciones).

"Les hizo el cuento del zorrino en la comisaría", dijo el ex ministro y pasó a explicar:
"Cuatrocientos ulltracristinistas presos tras una marcha por un hippie que se ahogó solo, se quejaban del hacinamiento y el olor que emanaba del único sanitario con el que contaban en una celda de 1x1. El comisario, harto de los lamentos de los revoltosos, abrió la puerta de la celda y les tiró un zorrino. Lo dejó dos días y lo sacó. Después de eso, los subversivos no se quejaban tanto del olor del indodoro, jajaja", remató el Dr. Randazzo ante la hilaridad generalizada de la mesa.

"¿Vos estás haciendo una analogía con el art. 1 de la ley de la liberación de las fuerzas productivas, Florencio?". Preguntó sagaz como siempre, el Licenciado Abal Medina.
En efecto, en el comienzo de la ley se colocó un “zorrino”, que es conceptualizar la relación entre empresarios y trabajadores como de pares, partes iguales en una contratación que no necesitan de que el estado se meta. Esto de aprobarse sería revolucionario pues acabaría con toda la protección obsoleta del prebendario derecho laboral, hacia lo que antes se consideraba erróneamente como el eslabón más débil,  el sector trabajador.  
Sin embargo, las rémoras culposas populistas que atentan contra la modernidad nunca consentirían un cambio tan innovador y pro empresa.
Es por eso que hábilmente el  Licenciado Jorge Triaca hijo, tras ofrecer millonarias remesas de fondos por obras sociales y membresías de su club de golf, les aseguró al triunviro cegetista que por ahora dejarían de lado ese concepto.
“En todo caso, lo sacará después por decreto Mauricio y listo”.
A cambio les impuso la condición de que acepten abaratar al mínimo las indemnizaciones, y que estas sean pagadas por un fondo donde los trabajadores aporten para pagarse sus propios despidos.
Tras cavilar por interminables tres minutos, los popes cegetistas aceptaron.
“Es un gran avance, un paso más al siglo XIX...XXI.  You are fired, son las tres palabras que hicieron grande al capitalismo americano. Si nosotros seguimos su ejemplo, dinamizamos las fuerzas del mercado, abaratamos costos y luchamos fuertemente contra la pobreza al recuperar la movilidad social desc…ascendente”. Dijo el senador Picheto, mientras hacía fondo blanco a su copa de Cavernet Sauvignon cosecha 1993.
“Un gran vino, un gran año”, le hizo un guiño Sergio Tomás Massita, soltando una  de sus risitas más agudas, por los actos fallidos de Michel producto del alcohol.
Por su parte Diego Bossio, charlaba con un ex gerente de una importante AFJP de aquellos tiempos, y le aseguraba que estamos en una etapa de cambios superadores, sin preconceptos ni estructuras del pasado. Como esas que sostenían que las jubilaciones debían  ser de reparto. “El mundo cambió, nosotros también. Es tiempo de reformular el sistema previsional e ir hacia un régimen mixto”, señaló Diego con el énfasis de los conversos, diría un cristinista resentido.   

Mr. John Patrick Garconsohn, que estuvo un poco preocupado en estos días por haber sido mencionado en los Paradise Papers su fondo off shore en Cayman Islands, por tantos años administrado por su socio Luis Caputo, se reanimó mucho cenando con nosotros.
“Son un encantou los opousitores  in this country. Oujalà Donald Trump tuviera una opousiciòn tan coulaborativa en US”. 

Todos festejamos la frase, el Dr. Randazzo alzó su copa, el senador Picheto propuso un brindis y Sergie Tommie con su registro de soprano-mezzo-castrato homenajeó a Mr. Garconsohn, entonando a capela:
“For he´s  a jolly good fellow, he´s a jolly…”.


El Chino Navarro terminó su duodécima copa y miró por la ventana hacia el cielo iluminado por la luna llena. Siempre poético, le dijo a Alberto Fernández: “mirá esas nubes, Albert , parecen un abrigo de pieles envolviendo a Maria Julia, que en paz descanse… Y esa de más allá parece un angelito con la cara de Bernardo Neustadt, hic”.  
El licenciado Abal suspiró conmovido con la imagen.  Y sintetizó con solo una pincelada el clima de época: “Peronistas pragmáticos y liberales productivistas nos volvemos a abrazar como hace 25 años”.  


La modernidad es un eterno retorno.