15 de abril de 2014

DANTESCO: OPERAN A CAPITANICH, AL CUERVO LARROQUE, A ARTEMIO Y HASTA A ALCIRA PIGNATA

El panorama indefinido a tantos meses de las PASO, con un mundial en Brasil en ciernes, pone ansiosos a los operadores que fungen de opinólogos. Y la venta de verdura y fruta está a la órden del día. Una merluza podrida señalaba la inminente renuncia del Coqui Miltón, a quien un Sanata que pareciera que volvió a snifar, ve parecido a Oshi Juncos. Luego un ex movilero de Clarín en la Rosada, gasificó supuestas declaraciones del Cuervo Larroque, en un inexistente encuentro político donde le echaba flit a Daniel Mancuso. Ese cornalito en mal estado hizo entusiasmar al resentido cuervo Marcelo Hugo, tras ser eyectado de FPT. Por otra parte, le cayeron con los tapones de punta a Don Arte, por sus sensatas críticas a apresurados sondeos proselitistas de menage and fruit y Poligarquía. Y hasta lo chuzaron con un supuesto elogio a Seryi Tom, que no fue más que una enunciación, desde el más puro sentido común analítico, ante su victoria legislativa en la provincia. La misma, donde alguna vez triunfaron para luevo desvanecerse en el aire, Graciela Fernández Meijidi y Francisco Casa Tía (nieto). Por último, la tuitera Alcira Pignata, quien descollaba con su racismo, fue identificada en una captura de pantalla. Se trata del ministro de cultura macrista (oxímoron) Hernán Lombardi, quien estaba detrás de las teclas del personaje micki vainillesco. Esto puede dar lugar a dos interpretaciones diversas: a)Un Lombardi que hace lejos y hace tiempo fue un socialdemócrata tirando a progre, al integrar el plantel prrro canaliza su culpa en un personaje anti-k como él, pero cuyos exabruptos racistas son animus iocandi, irónicos, o para llamar la atención. b)Un delarruista sushi Lombardi, que llegó a hacer campaña por Lopez Murphy en 2003, se asume plenamente como facho, y con identidad prestada puede decir sin filtro lo que verdaderamente piensa. No sé porqué me da "b" la respuesta. No me lo explico, Hernán.

13 de abril de 2014

HERMINIO BARRIONUEVO QUEMA CAJONES Y SERGIO TOMÁS TIENE QUE SALIR A HACER UN ACTING

La muerte de un lúcido pensador promotor del antagonismo administrado, del equilibrio entre populismo e institucionalidad, y del rechazo al pensamiento único neoliberal-socialdemócrata, encuentra al país transitando una sucesión política abierta, y una áspera meseta en lo económico. El peronismo como expresión genuina del populismo institucional en términos laclausianos, ha conseguido sellar la confederación de gobernadores en torno a una pacífica transición partidaria (impensable para los opinólogos de la contra) hacia las PASO. Esta interna ordenadora de las diferencias, para lograr la fórmula peronista más competitiva posible, es condición sine qua non, pero aún insuficiente para pelear por la continuidad del ciclo iniciado en 2003. En efecto, para aspirar a no tener que enfrentar un riesgoso ballotage, la ecuación fundamental a lograr es ralentizar la inflación sin dañar mayormente el consumo interno, y por lo tanto, sin amenazar el empleo. Quedan largos 16 meses para que tal cosa deseable y posible suceda. Entonces, un 40% +1 del FPV, no luciría descabellado. Hoy, en tiempos en apariencia desangelados, se vislumbran paritarias cerrando en torno a un, para nada desdeñable, 30% de aumento. En lo que hace a los conglomerados políticos, el escenario se muestra fragmentado en 4 sectores principales: "Renovadores", peronismo orgánico, Pro y Unengendro. El massismo, a pesar de su inescrupulosidad para disputar la agenda política con complacencia mediática corporativa, no logra perforar aún un techo del 25% de intención de voto. La causa es el sellado peronista al que se hizo referencia, por un lado, y la sobrevida del macrismo por el otro, que le impide una expansión mayor por derecha liberal. El amarillismo patito, apalancado en algunos famosos, logró módicamente salir extramuros de la General Paz, y medir un 15% de intención de voto presidencial. Un guarismo que aparece gigante para un cuasi vecinalismo sostenido por un mix de gestión ornamental y marketing de generosa pauta. Pero que es muy pequeño para una fuerza aspirante al sillón de la Rosada. Finalmente, los Unengrudo deben no solo consolidar un proceso interno de cohesión (Nota: la improbable alianza con Macri, podría cobrarse algún importante tributo, como la pérdida del binerismo en tal alianza) sino tambien recuperar la percepción en la sociedad de que pueden gobernar. Que las mayorías dejen atrás en su memoria colectiva, los dos últimos fracasos radicales. Y confíen en que una alianza de boinas blancas y socialdemócratas está en condiciones de lidiar con el gran quilombo nacional. Difícil que el chancho chifle.---------------------------------------------------------------------- HERMINIO BARRIONUEVO QUEMA CAJÓN MASSISTA, Y SU LÍDER HACE ENFÁTICAS MORISQUETAS EN LOS MEDIOS: El piquete-paro del otro día, tuvo paradojales consecuencias en la condena hipócrita hacia el troscolaje corta-rutas, por parte de los sindicalistas-empresarios anti-ks. Es que los cortes neurálgicos incrementaron el "éxito" metropolitano del paro coercitivo. Además, les permitió usar de preservativos a los troscolitas, vendiendo la idea de un paro "bueno", hecho por dirigentes sindicales sensibles, contrarios a "la presión fiscal asfixiante del Estado", contra un paro "malo", hecho por "zurdos anárquicos" que obstaculizan las calles a la clase media. Sin embargo, el tratamiento como celebrities por parte de los medios opositores hacia la dirigencia troscolita, y la gira de estos por todo micrófono y luz que se encendía, le quitó protagonismo a la mala yunta Barrioviejo-Moyano. Peor aún para el camionero, la cacatúa gastronómica logró con su verborragia más visibilidad que él. No hace falta ser muy perspicaz para intuir que se siguen detestando, y que Luisito no respaldará y probablemente torpedeará, el plan de Hugo Antonio por escalar posiciones en el brazo sindical massista. Por otra parte, de perogrullo es que Luiggi no tiene filtro y declara cosas inconvenientes para Seryi Tom, llegando a decir que lo ve muy parecido al Menem de 1988. Presuroso, el que fuera intendente de los countrys preferidos por los narcos, salió con los botines de punta: "a Barrionuevo no le debo ni un vaso de agua...si quiere que gane, mejor que deje de hablar por dos años". Ese desmarque sonó categórico, aunque no del todo sincero, teniendo en cuenta que la masculina esposa de Barrionuevo, funge de jefa de la bancada rejuntadora en Diputados. Empero, por ahí el temperamental Luisito se ofende y vuelve a tratar a massita de cagón, como hiciera el verano pasado, por faltar a un gastro-banquete en su hotel casino de Mardel. Y tal vez termine extendiendo ese descalificativo hacia Hugo Antonio, a quien la idea barrionuevista de convocar a un nuevo paro "nacional" por 48 horas, no lo entusiasma demasiado. El camión es arrebatado y hace tiempo que se equivoca seguido de ruta, pero generalmente sabe frenar a tiempo.