30 de enero de 2019

MARÍA EUGENIA VIDAL SE DEJÓ DE DESDOBLAR

Resultado de imagen para foto de macri con vidal en el hospital
Se disipó la última voluta de humo de los fuegos de artificio encendidos por María Eugenia Virtual para preservarse de la tracción hacia abajo de su fatigado líder, mediante el desdoblamiento de las elecciones provinciales.
Asimismo, la maniobra perseguía la ruptura de la simbiosis electoral entre los intendentes peronistas, sobre todo los del conurbano, y Cristina Kirchner.
Debajo de las faldas de Heidi, se escondían y aún se esconden, las dobleces del llamado “peronismo alternativo”, ornitorrinco mitad oficialista, mitad opositor, que prefiere que el mapa bonaerense se tiña en su totalidad de amarillo patito Vidal, si con ello se asegura el fin político de su odiada Cristina.
La bancada massista supérstite en la legislatura bonaerense, con más los votos sueltos de personajes tales como Fafafita Ottavis, le ofrecían su apoyo a Heidi, para cualquier modificación legislativa necesaria para el desdoblamiento.

El adelantamiento, en su hipótesis más temeraria, hubiera obligado a CFK a practicar una riesgosa jugada a todo o nada, asumiendo una doble candidatura, a gobernadora primero, a presidenta luego, en caso de vencer a Vidal.
En otro supuesto, habría acelerado inconvenientemente la interna del PJ bonaerense, cercenando vitales meses para encontrar al candidato más taquillero.
Hoy pugnan para serlo: dos matanceros, Magario y Espinoza; un lomense, Insaurralde; un arequero, Paco Durañona; y un cristinal, Axel Kicillof. 
Con el precoz final de la martingala vidalista, tampoco peligra la realización de las PASO bonaerenses, que podrían ser un mal necesario en caso de no arribarse a una candidatura consensuada entre todos los sectores. 
Claro está, teniendo en cuenta la amarga (y operada por la contra) experiencia de 2015, mejor consensúen muchachos y que pronto haya una candidatura unificada.

El félido en caída libre en imagen, se mostró con la gobernadora Virtual, luciendo ambos delantales hospitalarios, que Heidi se colocó acertadamente. En tanto que el aficionado a las reposeras, lo hizo como no podía ser de otra manera, tras tantos papelones fotográficos, del lado equivocado. Cual si se hubiera puesto una bata en un spa de Cumelén.
Con el gesto de disciplinamiento vidalista, el subpresidente procura colgarse de la supuesta alta imagen de Vidal, para buscar su reelección.
Empero, lo que se discutirá en octubre será el desastroso panorama nacional, en recesión con alta inflación. 
Y si no hay una estabilización de la escorada macrieconomía, no hay certeza alguna de que una mandataria provincial de magra gestión, aún con su sonrisa angelizada por el sistema de medios dominantes, pueda con la proeza de revivir un gato maltrecho.
Para mostrar algo más que su carucha, e inconfundible timbre de voz que a veces pareciera un melodramático rezo, “Mariú” espera una contrapre$tación por su rito sacrificial de obediencia debida ante la mesa chica de Olivos.
Se trata de 20 mil millones, que de obtenerlos la gobernación se volcarán en obras proselitistas de mantenimiento, visibles y rápidas, para mostrar aunque sea algo de subgestión, ante los electores bonaerenses que hoy lucen por demás descontentos.

Resultado de imagen para foto massa con saenz en auto
Volviendo a los alternativos, la temprana rendición de su aliada Vidal, los desconcertó y liquidó sus últimas esperanzas de que los intendentes de los más populosos partidos de la PBA, se distancien de la morocha que más mide.
Su brazo fuerte, Graciela Camaño, no ocultó su enojo con Heidi: “ya no puede hablar más de transparencia”, dijo con toda seriedad la esposa del opaquísimo Barrionuevo, que en sus buenas épocas mandaba a quemar urnas en Catamarca.
Por su parte, los escasos pero intensos intelectuales massistas anti-k, habían entrado poco menos que en extasis en diciembre, cuando propagandizaban el pacto del doble llamado a elecciones en PBA, y colmaban de elogios a la gobernadora cambiemita. 
"Una verdadera dadora de coraje para los intendentes”, se apresuró a decir uno de los más provocadores, tratando de cobardes a tipos curtidos que administran distritos de cientos de miles y hasta millones de habitantes, en medio de esta malaria amarilla. 
Curiosa manera de seducirlos para que se garrocheen a sus filas, la de ese autoproclamado peronista alternativo.
Hoy los alterna aparecen un tanto desazonados, toda vez que no tienen en sus filas un candidato con suficiente nivel de conocimiento y votos, como para presentar en la provincia donde se decide buena parte de la elección.
El único que puede asegurar un piso del 10% es Massa, hoy de gira por el norte, donde se ha mostrado torturando al candidato a gobernador cambiemita Saenz, al entonarle canciones del insufrible Arjona. 
Empero, muy difícilmente el tigrillo sea tan bobinardo como para inmolarse como candidato perdidoso a gobernador, dejándole libre el camino al cuasioficialista Urtubey, que mide menos que él.  O al venerable anciano Lavagna, que no termina de decidirse.
Resultado de imagen para foto de casamiquela
Tampoco está disponible Randazzo, como solución bonaerense para los anti-k, pues se encuentra “en modo reflexivo”, según dijo de su ausente referente, la bella morocha,  Casamiquela.
Es exacto, Flowers a quien los alternativos buscan sumar  (sin demasiado entusiasmo) permanece hace tiempo en estado de introspección, tras su descarrilamiento electoral en 2017.

25 de enero de 2019

LUIS BARRIONUEVO SIN LOS CALCETINES DE LAVAGNA


Resultado de imagen para fotos de lavagan con pichetto

Una estrella fugaz pálida, no llegó a alumbrar el firmamento electoral luego del lanzamiento a medias de su candidatura.
Nos referimos a Bob Lavagna, quien no volvió a ser trending topic ni sumó centimil en primeras planas, luego de parpadear efímeramente con la luz de su impecable par de calcetas blancas (Nota: con las cuales, explicó su entorno con toda la seriedad del caso, busca proteger un cutis cuasi octogenario del roce de sus sandalias playeras) .
Como apuntó el siempre mordaz Signore López Ramble, Bob tiene un concepto demasiado elevado de sí mismo. Es por ello que esperaba  de las primeras líneas del peronismo semi-oficialista, una suerte de operativo clamor para confirmar su candidatura.
Clamor que no se corresponde con su cuasi retiro de la política durante doce años, luego de salir tercero con el 16% de los votos en 2007, en una pintoresca fórmula con el actual dictador que concentra la suma del poder público en Jujuy, con quien se retrataba vestido de coya, con el telúrico fondo de la Quebrada de Humahuaca.
Por estos días, Gerardo Inmorales ha coprotagonizado un verdadero Horror Show, en el caso de la niña violada y obligada a dar a luz a una prematura criatura que sobrevivió una pocas horas.
Una siniestra y cínica tragedia que bien podría titularse, “Arruinemos las dos vidas”.
Incluso no se privó, el carcelero de Milagro Salas, de anunciar como una buena noticia feudal, que por la criatura sin posibilidad de sobrevida, "se interesó una familia importante” (¿Blaquier?). 
Cuan bellas almas.
 .  Resultado de imagen para foto de gerardo morales
Volviendo a Bob, fue notable la abrumadora indiferencia del gran público a su media postulación, con la excepción de algunos cientos de chacoteros y jaraneros aficionados que durante un día o dos, se entregaron a un festival de chascarrillos y memes, mofandosé del pintoresco calzado veraniego que luciera el geronte ante reporteros gráficos.
Si bien el senador frigerista, Micky Pichetto, fue hasta la residencia veraniega de Lavagna a sacarse las risibles fotos de marras, para insinuarse visualmente como su candidato a vice, por su parte el gobernador cambiemita de Salta, Urtubey, lo mandó a pelear una eventual PASO en la colectora oficial pomposamente bautizada, Alternativa Federal.
Otro tanto hizo Sergio Tomás, no sin primero colmar de elogios a Bob, y zigzaguear como acostumbra, amagando con correrse y dejarle lugar si no mide. Pícaro, el tigrillo no mide una merda, y sin embargo no se corre.

Confía en repechar la cuesta, y por eso acentúa una bizarra campaña rutera de selfies y videítos,  la cual musicaliza con Spotify en busca de la empatía de las nuevas generaciones.
Por el momento apenas sí logra mover el amperímetro de los mismos insuficientes puntos de siempre en encuestas.  

Resultado de imagen para foto de barrionuevo
Por su parte, Luis Barrionuevo de Camaño, que se califica como “un hacedor de presidentes”, está detrás de la palidez hecha candidato.
Exhibe orgulloso un CV, en el cual consta entre sus palmarés, que a fines de los 80, fue uno de los más importantes apóstoles del menemismo que luego se entronaría en el poder durante una década, iniciando un ciclo neoliberal de privatizaciones, endeudamiento y genocidio de Pymes y empleos, con los resultados históricos conocidos.
También Luisito se vanagloria de ser el descubridor en las canteras de la UCD de San Martín, de un veinteañero Sergio Massa, por entonces titular de la Juventud Liberal. 
Barrionuevo lo invitó a STM, junto a su partner, el concejal alsogaraista Keck, a su imponente caserón de Punta Mogotes. (Nota: que LB adquirió sin trabajar por lo menos por dos años. De todos modos por su fecha de compra, zafaría el inmueble de la retroactividad del DNU de extinción de dominio).
Corría el tórrido verano de 1994, y los lampiños y pulcros jóvenes neoliberales, tuvieron que hacer una pequeña amansadora de media hora en el suntuoso living, mientras Luiggi terminaba de jugar al noventista paddle con el ortodoxo Herminio Iglesias, en una de las canchas del enorme parque de la residencia.
Cuando por fin los vió, Barrionuevo fue al grano: “Chicos, yo ya tengo todos los indios que quiero. Necesito algunos blanquitos que se puedan poner saco y corbata”.
Sergio Tomás -que pocos meses atrás hacía campaña para el sello de la familia Alsogaray por las calles céntricas de San Martín, munido de un megáfono por el que propalaba un pegadizo cantito de su invención, “Señora, señor, elija Usted/ o Barrionuevo/ o  la U-ce-dé”- no dudó en subirse al Mercedes Benz de Luiggi, para empezar a escalar políticamente. Por supuesto, comenzó a percibir una canonjía proveniente de cajas barrionuevistas, para poder dedicarse full time a la rosca y la territorialidad en su distrito, en aquellos años iniciáticos.
Resultado de imagen para foto de massa con barrionuevo
Pasaron las décadas, y hoy la relación entre ambos no se encuentra atravesando por su mejor momento. Sin perjuicio que la fornida esposa de Luis, se mantiene como un brazo fuerte del masismo residual.
Dicen que a Luiggi lo ofendió mucho que STM no bancara su aventura de okupa en el PJ, con el aval de la Chuchi de Cubría y, por supuesto secretamente, la complacencia de la mesa chica de Olivos.
Sobre todo le causó una herida narcisista el comentario en off, que atribuyen a Sergie: “Luis, Julio (Bárbaro) y Campolongo. ¡Pusieron un geriátrico para renovar al peronismo! Se les van a cagar de la risa en la cara”.
Y hablando de desaires y lugares de reunión para la tercera edad, el tradicional asado de Barrionuevo en Mardel, no contó con la presencia de Lavagna pater. Y de los caciques de la CGT, solo fue el secretario antiparos Acuña, quedando devaluado el encuentro, a poco más que un evento culinario de sabores criollos.
El señor Pálido, tal vez con buen tino, mensuró que si concurría quedaba muy pegado a la (mala)imagen de su patrocinante y financista de campaña.
Empero por otro lado, su actitud elusiva enfría aún más el tibio entusiasmo que pudieron haber despertado sus sandalias camino a la presidencia.
Si asistió su hijo Marcos, a quien sentaron al lado del turbio jefe de los Gastronomicos. Curiosamente Marcos Lavagna hace campaña por Massa, no por su progenitor. Hubiera sentado Luisito al otro hijo de Bob, un disciplinado ejecutivo de Techint, para mostrar apoyo del encuadernado Paolo Cara de Rocca, ese poderoso planero subsidiado de Vaca Muerta, con dinero de nuestros impuestos. 
El escaso vuelo del Pálido, trajo alivio a la dupla Massa-Urtubey, que lo quieren como dador voluntario de buena imagen y proyecto de ministro, y no como rival en una interna.
Por estas horas, el dúo “alternativo” compite entre sí por quien se muestra más genuflexo con los intereses norteamericanos en la región, y quien se garca más, no solo en la tercera posición peronista o el principio de no intervención, sino en los más de 8 millones de votos, auditados por observadores internacionales, que obtuvo el chavismo en la última elección.
Cuando se trata de los intereses de la Embassy, no hay fisuras, ni diferenciación con el Cambismo en las filas neomenemistas, autoproclamadas “alternativas”.
Se precipitan a alinearse de inmediato, todos los muñequitos con Trump.
Cual canciller Faurie o el felino sobre-vacacionado.
Resultado de imagen para imagen de macri con trump