3 de febrero de 2016

CALCULÍN BOSSIO: "NO SEREMOS FUNCIONALES AL OFICIALISMO...NO SÉ POR QUÉ SE RÍEN"

Resultado de imagen para foto de bossio


Y finalmente dio sus frutos el pacto del Palacio Duhau, anudado entre Frigerio y Monzó con Urtubey para fragmentar todo lo que se pueda al FPV, y de este modo facilitarle al "cambio", el manejo de comisiones en Diputados y acercarlo al quorum para sesionar. 
Ello,de perogrullo es, no sale gratis y los amarillos deberán dar contraprestaciones dinerarias y de cargos en comisión a los profugados, así como fuertes giros de fondos para determinadas provincias, a medida que sus representantes les vayan votando el paquete de leyes o dnus que necesite el neonoventismo. 
La sangría del FPV en diputados por ahora no es abundante. Sigue siendo el bloque individual con más integrantes (alrededor de 80) aunque en la suma de interbloques ahora queda primero el macrismo y sus aliados.
Se fueron doce para juntarse con una media docena de otros que ya se habían ido, y constituir así un bloque "peronista" de tinte colaboracionista con el régimen. 
Está encabezado por el, hasta hace cinco minutos ferviente cristinista y luego sciolista, Calculín Bossio.
Para disimular la fe de los conversos que lo posee en estos momentos, Calculín promete con esa lánguida sonrisa que lo caracteriza que, "no será funcional al oficialismo". 
Massita se debe estar garcando de risa con su avanzado alumno en declaraciones hipócritas.
En su mansión pinamarense prepara las valijas para volver a hacer de mucamo de Macri, esta vez en el carnaval jujeño. 
Allí la liberal parejita será agasajada por el General Morales, y seguramente festejarán juntos el mes de cárcel ilegal que lleva la presa política Milagro Sala, gracias al febril armado de causas a pedido del gobernador, que efectúa la obediente "justicia" jujeña.

En otro orden, Massita y Carrió, como comedidos aliados menores del "cambio", buscan instalar en los diarios amarillos, el tema del impuesto a las ganancias para cubrir al gobierno de Mauricio de las declaraciones del hijo de Jorge Triaca, quien como su fallecido padre, no parece muy lúcido a la hora de gasificar sus sofismas. 
Dijo Triaquita que, "no habrá techo para las paritarias, pero sí un marco del 20 al 25%". Para el Guinnes de tomar por idiota a la gente. 
En cambio para el record de la declaración más traidora a sus representados, Huevolín Piumatto llegó a decir con todas las letras que "los trabajadores no tienen que sacar ventaja en las paritarias, este no es un año para ganar". 
Con sindicalistas así, ni hace falta que vayan los empresarios a sentarse a la mesa de negociaciones.

Fue primoroso el ofrecimiento de la Heidiarquía bonaerense a sus docentes de un 21%, en tres tramos. Pero son insaciables estos "ñoquis grasas", diría Prat Gras, y Mariu deberá correr el riesgo de que no empiecen las clases a tiempo si no mejora su escuálida oferta.

Si se aprueba la suba del mínimo no imponible de ganancias, el ferroviario Maturano (quien gracias a las paritarias de los doce años ganados, tiene a una gran proporción de sus afiliados con buenos sueldos de convenio) ya dijo que aceptaría firmar por un 25%. Y puede que otros transportistas lo imiten,como Papucho Moyano, si lo acercan con sumas fijas al 30% de aumento para los camioneros.

Los gremios con menor poder de presión, y con la mayoría de sus trabajadores que no saben que es el impuesto a las ganancias (como es el caso del 88% de la masa de los trabajadores) deberán pelear contra una brutal disminución del poder adquisitivo de los salarios, digitada por el Ejecutivo. 
La cual está destinada a aumentar la tasa de rentabilidad empresaria, así como los tarifazos financiarán la baja de las retenciones a los patrones rurales. 
Un canto a la concentración de la riqueza. La teoría del derrame neoliberal ha vuelto.

Y mientras se amontonan capangas gremiales y dirigentes "peronistas" en la cola del besamanos para cambiar figuritas con el oficialismo, las bases serán las que tengan la palabra, cuando los peores rigores del ajuste amarillo se empiecen a sentir en pocos meses.
Y los que hoy buscan pegarse en fotos sonrientes al calor del poder, tarde o temprano deberán hacer malabarismos para despegarse. 

Mientras el modelo regresivo de cambiemos para atrás, se enseñorea con despidos que ya llegan a 25 mil trabajadores, la vice Michetti le duplicó el sueldo a su prima. 
En el colmo de la caradurez, esta lenguaraz pasante de cargo en cargo, sin que se sepa concretamente que catzo hizo en los últimos ocho años en cada uno de ellos, se enojó con los medios que difundieron la noticia.  
Los acusó de montar una operación en su contra, al informar sobre su prima que entró en 2014, subió vertiginosamente varias categorías, y ahora percibe 45 lucas en mano por su trabajo administrativo part-time.

Asimismo, el ministro de incultura  nombró a su novia en un alto cargo de coordinación. 
La fulana es cineasta, e hizo un penoso "documental", en el cual un montonero renegado (que hace poco palmó en Brasil) y el gremlin albino Fernández Meijide, dialogaban sobre el perdón y la reconciliación, bañado todo en una impronta de síndrome de Estocolmo hacia los represores. 
En declaraciones antes de espichar, el ex monto Leis llegó a justificar la apropiación de bebés, porque según esta excrecencia de la historia, "los policias y militares adoptaban hijos de guerrilleros para salvarlos". Está todo dicho. 
Por supuesto que el "documental" le encantó a figuras de diversa laya pero idéntico pelaje goriloide, como Tata Yofre, Cecilia Pando, o Lopérfido y Loignorante. 
Y por algo será.
Aveluto lo difundió entre la grasa amarilla militante, y eso coadyuvó a que ligara un ministerio, y luego su novia un redituable puesto (Nota: para dejarle lugar, eyectó a un recomendado de Ernesto Sanz, toda una metáfora del respeto Pro a los socios radicales, que se está yendo por las canaletas amarillas) . 
Al conocerse este nuevo caso de nepotismo de "cambiemos", el comisario cultural no se enojó como la Michetti, pero eligió mentir sarasaseando que su pareja trabaja ad honorem. 
Salvo que ahora ad honorem quiera decir cobrar 60 lucas, al comisario le va a salir una jorobita. 

1 de febrero de 2016

DOS INTENDENTES DE CAMBIEMOS EN PROBLEMAS

Mauricio Gómez, intendente de San Vicente.

Apenas 50 días lleva en acción el ajustador "cambio", y ya dos intendentes amarillos enfrentan crisis políticas y cuestionamientos en sus municipios.
En Quilmes, Martiniano Molina ha perdido dos altos funcionarios que renunciaron, a los que se sumarían otros portazos. Un pésimo comienzo de gestión para el improvisado cocinero que llegara a intendente. Y que por ahora lleva despedidos la friolera de 1000 trabajadores municipales, lo cual en proporción lo convierte en el despedidor número uno de la expulsiva caterva Pro. 
El mismo que con bajo perfil y sin dejar de hablar "de austeridad en el gasto", se duplicó el sueldo+gastos de representación, para pasar a ganar 162 mil pesos, contra los 80 mil que cobraba el Barba Gutierrez.  
Para más data quilmeña amarilla, id a un sitio filo-macrista, donde puede leerse lo siguiente:

http://www.lapoliticaonline.com/nota/95642-implosiono-el-gabinete-de-martiniano-molina-y-temen-por-el-impacto-en-la-marca-pro

En San Vicente, distrito peroncho si los hay, pues allí se encuentra la quinta del General, ganó sorpresivamente el cualunquismo neoliberal de la mano del arrastre de Heidi Vidal. 
El nuevo intendente Gómez, chocho con su inesperado triunfo, amplió el organigrama de jerarcas duplicando los cargos altos del funcionariato municipal, y llenó la grilla con integrantes de su propia familia y de dos familias amigas. 

http://www.lapoliticaonline.com/nota/95644-nepotismo-en-san-vicente-gomez-nombro-a-toda-su-familia-en-la-municipalidad/

Un caso similar de nepotismo al de Juán (ningún) Gil. intendente "massista" de Caucete, San Juán, que llegara a hacerse famoso hace algunas semanas por nombrar a toda su familia en su gabinete. 
Llegando al colmo de haber puesto a su hijo de 18 años como secretario de deportes, porque "jugó al voley" (sic, recontrasic. Y si es por eso el profesor Feralien Iglesias tendría que pedir que lo nombren juez de la Corte Suprema). 

Mientras estos ejemplos edificantes del cambio tienen lugar en ámbitos municipales, en el orden nacional Mauricio Costilla hace limpiezas energéticas en sus despachos y en los bolsillos de los consumidores. 
Los ajustes salvajes de tarifas, que recien empiezan, se anuncian con total desaprensión por la estanflación recesiva que pudieran concatenar estos verdaderos Rodrigazos, alimentando la espiral inflacionaria reavivada por la devaluación a 14 pesos. 
De perogrullo es que el consumo interno, una de las dos principales turbinas del crecimiento económico en los doce años ganados, ve derrumbarse sus índices (medidos antes de los ajustazos energéticos) al calor de los aumentos de precios en general y de la flojedad de la temporada turística. 
Los amarillos no se desaniman, aún confían en instrumentar que el ajuste lo paguen los asalariados, por medio de paritarias "pisadas" varios puntos por debajo de la inflación. 
Para ello buscan disciplinar gremios "amigos" a fuerza de revolear cheques millonarios a las cajas de sus capangas.
Además de presionar para que acepten en las negociaciones, "sumas fijas" que otorgue la patronal, en lugar de aumentos de los salarios en blanco en los niveles de la alta inflación actual.
Inflación que no está midiendo Johny Todesca, pero sí el recomendado efusivamente por él, Indec sanluiseño, al que le dio... 6,5% (sic) de aumento del costo de vida en diciembre pasado.  
Y habrá que ver como se planta ante esto, Hugo Papucho Moyano.
O si los cheques de siete ceros le hacen perder la memoria del sindicalista anti neoliberal que fue en los 90.

En el caso más extremo de confiabilidad para los ajustadores, está por supuesto Tío Tom Venegas, el empresario rural esclavista a quien se le "devolvió" la mina de oro del  Renatea. 
Una caja multimillonaria que en manos de Venereas seguirá sirviendo a sus lucarativos fines personales, y también para continuar coimeando a periodistas "independientes" con PNT, para que hablen bien de él. 
Obviamente tanta dadivosidad hacia el Momio se basa en que se descuenta que proseguirá brindando cobertura a los patroncitos terratenientes, para protegerlos de la codicia de los peones. 
Es que estos vagos insaciables querrían tener mejores condiciones laborales, sueldos dignos y que su gremio combata el negreo y los numerosos casos de trata de trabajo semiesclavo en los campos. 
Habrase visto tanto atrevimiento.