27 de julio de 2016

ENÉSIMO PAPELÓN DE PATRICIA VINAZO BULLRICH

Resultado de imagen para foto de patricia bullrich borracha

Algunas operetas payasescas se caen muy rápido, mientras por estos días un grupo de tareas fiscal, encabezados por los delincuenciales de servilleta corachiana, Germán Amoldado y Ricardo Sas buscan resucitar la bizarra denuncia del suicidado  que “investigaba” la bomba de la AMIA.
Como sabemos, el occiso trabajaba preferentemente en malla y con gatos, desde Cancún y otros destinos turísticos. Y justificaba los millones de pesos presupuestarios mensuales que administraba sin control, escribiendo de tanto en tanto alguna que otra carilla dictada por la Embassy, por su jefe inmediato Stiusso, o por services de dos potencias extranjeras.
Esta obediente y hedonista conducta sí que configuraría para la asociación ilícita estiusiana, el delito de traición a la Patria.
Empero, en tiempos de justicia M, nadie osará investigar a la pandilla del agente "Jaime". Y ni siquiera las clarísimas pruebas de lavado de dinero, de la madre y testaferra de Numisman, merecerán otro destino que el cajoneo del juez Bonadío (¿Cuándo no?)en busca de su cierre por prescripción. 

No está de más recordar que la denuncia Numisman resultó en un fiasco hasta para los más recalcitrantes juristas antik, que se conformaban con que no se archivara rápido para que se pudiera sobreactuar algún simulacro de investigación.
El objetivo era tener a Cristina acusada en titulares todo lo que se pudiera en un año electoral. 
En cambio, el propósito actual sería doble: 1)colgarle el rótulo de "traidora a la Patria y cómplice del terrorismo internacional" al sujeto de sus odios, para por fin, poder aniquilar su -aún pese a todo- alta imagen. 2) Entretener a la gilada del núcleo duro macrista con más show desde Comodoro Py, mientras la estanflación en la que se metió el macrismo solito, no deja de hacer estragos toda variable macroeconómica y social. A propósito de ello, consultoras neoliberales como Ferreres y Fiel, informaron que la inversión productiva se derrumba, y que el segundo semestre en lugar de mejorar está empeorando la crisis. Y mientras que el Indec macrista habla de 50 mil despidos en el sector privado en lo que va del año, un estudio dice que son cifras subestimadas, puesto que se mensuró sólo contando hasta el mes de mayo, la destrucción de 60 mil empleos formales en la industria. 
Este voluntarismo distractivo del que hablamos, también choca con la realidad pura y dura, puesto que se observó en la denuncia Numisman, no sólo la falta total de pruebas vinculantes con un delito, sino la ausencia misma de un delito sobre el cual investigar. 
El pacto que denunciaba el festivo fiscal según su engendro, se había firmado con el propósito "secreto" de: "la quita de alertas rojas de Interpol sobre los sospechosos iraníes del atentado, a cambio de petróleo de ese origen”. Algo que jamás sucedió -ni siquiera se verificaron actos preparatorios para ello- en otro lado que no fuera en la tendenciosa conclusión acusatoria. 
Por si fuera poco, el tan cuestionado memorándum, aprobado por una considerable mayoría de diputados y senadores (que serían en este dislate, todos ellos partícipes necesarios de un delito) nunca pasó el filtro del parlamento persa, y no llegó a activarse ni una sola de sus cláusulas para nada secretas y que no mencionaban ningún levantamiento de alertas rojas. Mucho menos una compra de petróleo iraní, el cual por su composición química está contraindicado para que lo procesen nuestras refinerías. 
Eso no importa, como dice el mismo Saz, con ese espectral rostro zombie que exhibe en cámaras: “esta es (de reactivarse) la denuncia más grave que enfrenta Cristina Elisabet Fernández de Kirchner”. 
Reabrirla es todo lo que cuenta para la mafia judicial. 
Obviamente la DAIA Pro, se puso al servicio de los intereses del gobierno israelí de Netanyahu para contribuir con algunos granos de arena, en hacer fracasar los acuerdos de paz de EEUU con Teherán. 
Un objetivo prioritario de la política exterior de Tel Aviv, al cual coadyuvaría muchísimo la llegada a la  White House del republicano ultraderechista Donald Trump.
En ese contexto, próximamente varios denunciantes se dirigirán en tumulto al juzgado de...¿Adivinen quién? 
¡Sí señor: del pistolero Bonadío! Quién con cualquier excusa de haberse producido "un hecho nuevo", pedirá la reapertura de la archivada y recontrarchivada en varias instancias judiciales, denuncia. 
Se nota mucho, gente Pro. ¡Justo Bonadío! 
Ni la menor preocupación por lo burdo en todo este mamarracho.
OTRO PAPELÓN DE PATRICIA, Y VAN?
Por otro lado, en un par de movidas operativas de altísimo impacto en la cadena magnética, no ha habido mayor suerte para el gobierno, hasta el momento.
La extradición de Pérez Corradi para orientar el triple crímen de General Rodríguez hacia el demonizado Aníbal, y poder empezar a identificarlo en titulares con  el alias del Walter White de Quilmes, resultó en testimoniales bastante flojitas como para incriminarlo.
Para peor, el narco extraditado salpicó con sus dichos, nada menos que a un impoluto corrupto: Ernesto Sanzeacabó, quién habría pedido 200 mil verdes de coima para hacer echar a un juez por el Consejo de la Magistratura que controlaba parcialmente, circa año 2009.
No va por buen puerto esto, Pato.
Como así tampoco está funcionando otra opereta no menos berreta para vincular a Aníbal por interpósito quilmeño Mallo, con el doble crímen de dos narcos colombianos en Unicenter.
Rápida para los mandados, la ex del fiscal viajero frecuente al Caribe, Sandra Arroyo Salado, le dio un fuerte impulso al desatino, llegando a ordenar hasta detenciones.
No obstante lo cual, nuevas pericias dieron muy mal y se fue cayendo muy rápido la estantería del desquicio.
Todo lo cual deja expuestos a un nuevo papelón mediático a la ministra de Inseguridad (y choborra de público y notorio) Pato Bullshit, y al vicegobernador de facto apoyador de Mariu, el reclutador de barras bravas macristas, Cristián Tonto y Ritonto.
A propósito de ello, leemos una muy interesante nota de Kollmann en P12:
"La desesperación por vincular a dirigentes o militantes kirchneristas con cualquier delito, sin pruebas, está produciendo otro episodio grotesco. Un informe de la Policía Federal había establecido que dos narcos colombianos asesinados en Unicenter habían sido ejecutados con una pistola Tanfoglio calibre 40 perteneciente a Leandro Ghiso, un empleado público que luego se la entregó, para vendérsela, a Marcelo Mallo, militante K, ex titular de Hinchadas Unidas, que en su momento tuvo relación con Aníbal Fernández, aunque después se distanciaron. Pero una nueva pericia realizada por la Policía Federal, la Bonaerense, la Metropolitana y peritos de parte determinó que los colombianos no fueron asesinados con ese arma. El estudio concluirá oficialmente el viernes pero ya se estableció que no coinciden las vainas ni los plomos con lo recogido en Unicenter y en los cuerpos de las víctimas. Sobre esa base, la jueza Sandra Arroyo Salgado debería ordenar la libertad de Mallo y Ghiso, aunque lo que queda es una secuela de escándalo en la que aparecen involucrados varios funcionarios macristas.
La asombrosa historia se inició con un informe de la Bonaerense durante la fuga de los hermanos Lanatta y Martín Schillaci del penal de General Alvear. Los investigadores policiales dijeron que los prófugos habían estado en la casa de Mallo después del tiroteo en Ranchos. Quienes supervisaban la investigación de la fuga eran el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, y su par de la Nación, Patricia Bullrich.
El fiscal a cargo del expediente, Mariano Sibuet, ordenó el allanamiento de la casa de Mallo el 3 de enero de este año y no encontró nada relacionado con los prófugos. No habían estado ahí ni existía ninguna relación. Se incautaron teléfonos, computadoras y un arma que había en la vivienda, la Tanfoglio calibre 40. La pistola se mandó a peritar y dio negativo, es decir que no se usó en el tiroteo de Ranchos.
Dado lo particular de las pistolas Tanfoglio, un arma inhabitual, el fiscal Sibuet acordó con la Policía Científica de la Bonaerense que se realizara un cotejo en la Policía Federal. Esa fuerza maneja el Sistema Automatizado de Identificación Balística, que tiene un archivo de proyectiles o vainas que se usaron en delitos graves.
Según explicaron a Página/12 especialistas en balística, el cotejo de una Tanfoglio no es fácil porque el cañón no deja estrías muy pronunciadas. Lo asombroso es que después del dictamen del SAIB, la Policía Federal hizo un segundo peritaje, usando el arma que les remitió el fiscal. Se hicieron doce disparos y, según el ministro de Justicia bonaerense, Gustavo Ferrari, volvió a haber coincidencia con el arma usada en Unicenter. Todo indica que la Federal no se quiso desdecir y Ferrari se ató de tan débil elemento para salir públicamente a acusar a Mallo.
El caso llevó a otro episodio grave. La Policía Científica sostuvo que en abril le envió el informe al fiscal Sibuet señalándole que había coincidencias con el arma usada contra los narcos. Sibuet negó haber recibido ese informe, allanó las oficinas de la Policía Científica y demostró que no le habían mandado nada. Pese a ello, no faltó entonces la acusación de encubrimiento contra el fiscal y el juez César Melazo: el argumento es que favorecieron a Mallo y Ghiso que se fugaron. Quien encabezó estas imputaciones en forma pública fue la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, que trató a ambos como si fueran los narcos más buscados del país, en lugar de tomar las mayores precauciones por una acusación que no tenía la menor lógica.
Hasta el último de los criminalistas opinó que las hipótesis del caso eran descabelladas:
- Resultaba delirante que un comando organizado en 2008 para matar a Edilson Duque Ceballos y Alexander Quinter Gardner haya usado un arma registrada en el Renar. Se supone que se trató de una venganza entre cárteles colombianos, principalmente ex paramilitares, lo que presume cierto grado de planificación y no el uso de un arma fácilmente rastreable. Pero más delirante todavía era pensar que ese arma registrada, de haber sido usada, no hubiera sido tirada a un río, sino que la guardara el dueño en su casa, durante casi ocho años para recién después vendérsela a otra persona.
- Aun peor que eso era la imputación contra Mallo que no tuvo el arma en su poder en 2008. Más todavía si quien figura como titular, Ghiso, admitió que la Tanfoglio era de su propiedad, que nunca salió de su casa, que él la tenía en la época de Unicenter y que para entonces ni siquiera conocía a Mallo.
Es obvio que los funcionarios macristas direccionaron de forma escandalosa toda la investigación. Los tentó el combo triple fuga, Hinchadas Unidas, kirchnerismo, Aníbal Fernández, doble crimen de Unicenter, narcos colombianos y todo lo que se pudiera agregar. Por supuesto que Elisa Carrió también se sumó a la acusación al voleo.
La jueza Arroyo Salgado, a cargo del caso Unicenter, mandó a hacer un nuevo peritaje en el que ahora participan los especialistas designados por Mallo y Ghiso. El estudio se está haciendo en el edificio de la Policía Metropolitana y desde el viernes se dispararon 14 proyectiles de la pistola de Ghiso-Mallo. Esas vainas se compararon con las de Unicenter y dieron negativo. “Estoy indignadísimo –señaló anoche el abogado de Mallo, José Novello–. Las vainas no se parecían en nada, 90 por ciento de diferencia con las de Unicenter. Es un verdadero escándalo.”
Ayer, los peritos compararon las balas que, al salir por el cañón, adoptan las estrías de ese cañón. “Ya peritamos siete de los 14 plomos. Todo dio negativo. Apenas unas líneas de coincidencia, lo demás es muy distinto. Es gravísimo que se haya metido gente presa por esto. Los acusaron por gronchos y peronistas”, remató Novello.
Hoy se van a comparar otros dos plomos, pero la lógica es que también den negativo, porque todos salieron de la misma pistola.
Si no surge ningún elemento sorpresivo, cuando el viernes concluya el peritaje, los abogados de Mallo y Ghiso pedirán la libertad y alguien deberá responder por la cadena de gravísimas irregularidades. Todo partió de un allanamiento sin resultados, surgido de un informe de la Bonaerense. Luego se derivó a acusaciones sin lógica. Y redondearon el escándalo con pericias más que sospechosas difundidas a los cuatro vientos por funcionarios macristas.".
En fin, a lo mejor Germán Amoldado pueda pedirle a su cómplice Stiusso, alguna grabación editada de Mallo con D´elía. 
Como para que lo puedan meter por la ventana a la denuncia Nisman, y no lo tengan que liberar tan rápido.
Eso haría zafar a la ministra Pato Criollo por unos días.
Hasta que le explote el próximo papelón.

22 de julio de 2016

MAURICIO MACRI EN MANOS DE SUS COLEGAS EVASORES

Resultado de imagen para fotos macri con lanata


Ni una sola variable macroeconómica se comporta como el “equipo de lujo” del subpresidente Macri, imaginó que lo haría a esta avanzada altura del año.
La inflación sigue altísima, la recesión pega fuerte en casi todos los sectores económicos, la recaudación se derrumba en términos reales, el déficit fiscal se agranda, la inversión productiva no viene en lluvia sino en goteo, el dólar (luego de la salvaje devaluación de diciembre) está otra vez retrasado, los salarios perdieron por goleada en las paritarias de este año, el endeudamiento externo se destina a gastos corrientes y a cancelar intereses y vencimientos de más deuda que crece exponencialmente, las exportaciones no aumentan y se reprimarizan, la industria no encuentra el fondo del pozo, las importaciones suntuarias vuelven a vivir en libre albedrío, los despidos y suspensiones se van sumando, y nuestro principal socio, Brasil, sigue inmerso en una cuasi depresión económica.
Párrafo aparte el arangunazo de tarifas, que quedó en un limbo judicial a la espera de que la corte de los milagros de San Lorenzetti (recientemente untada con la prebenda de volar gratis en primera, por el dadivoso Mauricio) encuentre alguna fórmula leguleya que asegure una inmensa transferencia de riqueza de toda la sociedad a compañías energéticas, algunas propiedad del capitalismo familiar y de amigos del clan M. 
Y que a su vez, ese fallo del supremo Falsetti, no se transforme en un fallido que retroalimente la rebelión de los consumidores.
Una tarea para equilibristas.

Ante este desarbolado paisaje, el subpresidente convocó a varios operadores de prensa amigables, tales como el sargento Lanata o ¡Pará, pará! Fantino, a fin de sobreactuar un penoso guión de voluntarista new age, buscando transmitir una imagen de fortaleza y dinamismo, que sólo el segmento más estólido del sufragante macrista, podría creerse en este complejo momento.
Pese a las tan verosímiles encuestas que lee Morales Solá -en las cuales la buena imagen de Maurizzio no cesa de crecer hacia la estratósfera- se ve que hacía falta salir a la desesperada a buscar reportajes complacientes, con el propósito de parar un poco el mal humor social que se está incubando.
-“No me interesa acumular millones, me interesa el amor”, fue uno de los fraseos más idiotas, que se le escucharon al acumulador de millones en paraísos fiscales, en una de esas entrevistas arregladas. 
Modalidad panfletaria en la que el gran Giorgio parecía un pequeño Majul, de tan oficialista y aplicado.

Asimismo, Macri anunció el enésimo blanqueo de la historia, con una original advertencia que se suele decir cada vez que se pone en marcha un jubileo a medida de garcas evasores: “este es el último, se acabó la joda”.
El target destinatario de ello, es el mismo ABC1 que votó casi unánimemente en el balotaje, por el heredero de uno de los más poderosos clanes de la patria contratista de los setenta. 
Aquel holding que, como otros, consiguiera pasarle la cuenta al estado bobo, de sus auto préstamos de deuda externa fraudulenta, contraídos en la época de Joe de Hoz para especular en la bicicleta financiera.
Volviendo a nuestros días, dependerá del volumen de exteriorizaciones de fondos (no se requiere repatriar esos capitales, sino tan sólo declararlos) la jugosa recaudación que se ansía obtener, para engrosar las casi inexistentes reservas de libre disponibilidad, y atenuar un poco el horripilante año económico en curso. 
Un periodista económico corporativo estimó la recaudación en 5 mil millones de dólares por un exitoso blanqueo de cien mil millones de verdolagas. 
Agregó en el colmo de la euforia optimista que, “con eso, Macri salva su plan económico”. 
Otros más hiperbólicos fantasean con que el blanqueo "será un verdadero plan Marshall para desarrollar al país". Y alguno hasta lo califica de "plebiscitario".
Tan enormes expectativas pueden llegar a verse defraudadas si los volúmenes declarados resultan sensiblemente menores a esos cien mil palos verdes proyectados. 
Más grave aún, si la clase alta y media alta argenta, no se anima a blanquear una parte importante del botín (que delictivamente arrojara sobre los muros de las fronteras, hacia conventuales guaridas off shore) quedará en evidencia que ya no le tiene fe a su presidente amarillento.

Como un preocupante signo de esa desconfianza, los 40 ladrones principales del país...perdón, lo voy a decir un poco más elegantemente: los 40 principales Ceos de grandes empresas, se reunieron en cónclave para analizar la tambaleante marcha de la economía.
Las conclusiones fueron bastante lúgubres, según transmitió en su columneta, el cronista preferido del grupo de los 6, el ganga Bonelli. 
Los cuestionamientos al "dream team" económico, llegaron a ser feroces. 
Se diagnostica que hay muchas individualidades inconexas y peleadas entre sí, con poco mando central para tomar decisiones coherentes. 
Temen que con tales monos con navaja, a este estanflacionario año económico, le suceda (en el mejor de los casos) un 2017 de anémico crecimiento que no llegue a generar empleo. 
Un verdadero caldo de cultivo para el recrudecimiento del conflicto social. 
De verificarse dichas negatividades, no parece que Prat Grasa pueda mantener por mucho tiempo su poltrona. Y tal vez sí Sturzenegger, al que le tienen más ortodoxa consideración.

En el electoral año que viene, de perogrullo es que el infraestadista Maurizzio se juega buena parte de su futuro político.
Bien se sabe que las caídas pronunciadas del consumo y del empleo son asesinos seriales e infalibles de los oficialismos. 
Revertir esas tendencias abísmicas, con números reales de mejorías concretas, es el único antídoto contra una debacle en cuartos oscuros. 
Y no, los pintorescos embargos ilegales de Bonadío, las monjas declarantes, el BMW de Milagro Sala (que al final era de un empresario que hizo campaña por el Yeneral Moralito) y demás shows de anticorrupción operada, que podrán distraer un limitado tiempo más al televidente, mientras sigue este penoso desandar económico.
Las grandes audiencias en algún momento podrán pasar del entretenimiento a la saturación o a la indiferencia, ante ese mani pulite trucho, inútil para tapar una mala gestión. 
Por su parte, la bronca de los laburantes ajustados y los nuevos desocupados, eclosionará en medidas de fuerza cada vez mayores, "con los dirigentes a la cabeza, o con la cabeza de los dirigentes". 
Justamente, hasta hoy se ve a los capangas sindicales muy moderados o directamente muy chupamedias amarillos, a la espera de la devolución de los fondos de las Obras Sociales. 
Eso cambiará, es una cuestión de supervivencia inexorable.

Y con ese tormentoso horizonte por delante, al neoliberal gobierno se le ocurre dejar de garantizar la gratuidad del consumo cultural popular por excelencia. 
El "circo de la pelota" para la mirada elitista, que sostiene con hipocresía que, sí el Estado no se ahorra los 4 o 5 pesos por habitante que le cuesta por mes el FPT, ello hará peligrar los stocks de gasa en los hospitales o de tizas en las escuelas.
Montado en tales dislates y sofismas, Macri lo hizo. Defecose en otra de sus promesas electorales, tal vez más por razones contantes y sonantes que por sesgo ideológico.
Y en breve, el fútbol para todos será sólo para los que puedan pagarlo a Ted Turner y a Tito Mañeto.