17 de enero de 2012

¡JODER, TÍO! ¿ACASO EN REPSOL NOS TOMAN POR GILIPOLLAS?

Dos chistes gallegos en perjuicio del Estado Nacional, surgieron a la luz ayer.
El primero es el cargo de "flete y transporte" que las petroleras cobran en forma cartelizada, para distribuir el gasoil a granel a omnibus y a transportistas de cargas.
Ese rubro viene tan infladito, que provoca que el gasoil que un camión carga en una estación de servicio a cuadritas nada más de su empresa, pueda salir bastante más barato que si lo adquiriera en gran cantidad a su terminal, lo cual no tiene sentido, ni encuentra justificación de costo alguno.
En el caso de transporte público esto se agrava, toda vez que el Estado subsidia una parte de la compra de ese gasoil, que las petroleras sobrefacturan hasta en un 30%.
O sea que... ¡Nos estais currando, chaval! Más precisamente, nos estais bolsiqueando a consumidores y Estado, unos 3500 millones al año, coño.
YPF-Repsol distribuye el 65% del combustible, y el intratable señor Aranguren de Shell el 20%, quien como siempre fue el único que contestó con los botines de punta, rechazó la denuncia de cartelización, diciendo implícitamente que el pone el precio que se le cantan las tarlipes.
Con YPF las relaciones eran buenas desde que los argentos Eskenazy compraron una parte minoritaria del paquete accionario, pero ante "problemitas" reiterados en la distribución de nafta a las estaciones de servicio (Nota: ¿Qué caratzos pasó la semana pasada en el Partido de Pilar, que no hubo nafta por 4 días?), la relación se fue enfriando.
O mejor dicho, De Vido se fue calentando, y ayer estalló.
Además en la madre patria, se detectaron extraños movimientos de tenencias accionarias, Repsol vendió a un grupo de sus connacionales, luego recompró, y a su vez vendió mucho más caro, a "inversores privados".
Estos tejes y manejes estan apuntalados por el segundo de los chistes gallegos, que mencionaba al inicio.
Esto es: se han descubierto inmensas reservas de petróleo y gas no convencional, en la Provincia de Neuquen, que por ahora sólo fueron a alimentar asientos contables de reservas en los balances de Repsol-YPF, y por lo tanto a hacer subir sus acciones.
El cuento del tío versa en que a Brufau, el presidente de la empresa, se le chispoteó que "las reservas argentinas son enormes, pero para explotarlas hay que poner mucha plata".
En idioma castizo pareció decir que: "no pensamos poner la pasta nosotros, hombre".
Y como YPF adelantó que va a seguir invirtiendo en exploraciones pero no en explotación de lo ya encontrado, el ministro De Vido perdió la paciencia con los gaitas y los escrachó en conferencia de prensa.
El problemita de la sobrefacturación del gasoil a granel, pasa por la Secretaria de Defensa de la Competencia, y las denuncias de cartelización, por la lenta trama de la justicia, muchas veces tan permeable y sensible a los balances gran empresarios.
Ahora el tema de las inversiones para la explotación de las nuevas reservas descubiertas, es mucho más dificil y delicado, y exige lo que los liberales llaman con aversión, un "cambio de reglas jurídicas".
Es hora de que el Estado argentino se ponga los lienzos con el tema petrolero.
Tal vez sea el momento expropia...digo apropiado para eso.

10 comentarios :

Carapachay dijo...

Sí, es exactamente así, nos toman por gilipollas. Pero ya no hay más márgen para ser un estado bobo.

Miguel Angel dijo...

Clarin como siempre se pone en la vereda de enfrente. Dice que es una embestida K para que las petroleras se terminen haciendo cargo de la quita de subsidios.

Anónimo dijo...

Si es así, qué problema hay? Si el margen de ganancia que tienen es enorme.

Polo dijo...

Creo que no hay negocio más rentable que una petrolera, la YPF estatal aún sobrepoblada y desatendida, nunca fue deficitaria. LN también se puso "del lado del más débil", o sea Repsol.

Chelo Saavedra dijo...

Hablando de La Nación, Polo, me acuerdo del lobby que hace unos años hacia Pagni en sus editoriales, en contra los Eskenazy, y vaya a saber a favor de quien.
Seguro que ahora se pasa al lado del más débil.

Lucho dijo...

Muy bueno, Polito.

ram dijo...

Y bueno, vamos por hacer la gran "Aerolíneas" petrolera. En una de ésas...

iris dijo...

¿se podrá soñar con una YPF que haga honor a su nombre (o sea que vuelva a ser estatal)?

Luis María Drago dijo...

Por ahora eso es un sueño, bastante dificil de concretar.
Pero ante esta gestión gallega tan reacia a invertir, bien podrían crearse zonas mixtas de explotación, para ir avanzando a una reestatización por áreas, según la conveniencia del Estado, y según la ecuación de los enormes costos de las inversiones que hay que hacer.
Si Repsol no va, tal vez otra petrolera (¿Petrobras?)podria ser la socia que no trate al Estado argentino de socio bobo, y comience a explotar lo hallado en Neuquen.
Lo que sí no va más, es ver a los gallegos hacer negocios financieros apalancados en las reservas de petróleo argentino.

Anónimo dijo...

http://www.erepublik.com/en/referrer/pablo+marmota

Solo para nerds!