14 de diciembre de 2011

GATAFLORECES VARIAS E INSÓLITO EDITORIAL DE CACHO NOSKI EN LA NACIÓN:

En estos días de victoria del Frente para la ïdem, podemos leer y escuchar rezongos de diversa índole en las tribunas de publicación y emisión de sandeces opositorias.
Tenemos de todo, desde un Moraleja Solá sollozando por el inminente fin del monopolio de Papel Prensa que detentan sus patrones, a un hiperclarinista seudoperonista, Osvaldo Pepe, quien como un Raúl Apold de Tito Magnético, hace macartismo con la Cámpora, y la llega a comparar.... con Lopez Rega (??????????????!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!).
Tambien en panfletos menores como Desperfilado.com, un goripoeta octogenario, E. Pescadobich, se queja del "apartamiento de Perón y la desviación de la verdadera pureza ideológica del peronismo".
Es el colmo de la gataflorez, que gorilas confesos se preocupen ahora por Perón y las 20 verdades justicialistas.
Y no es el único.
Asimismo, quejidos, ayes y lamentaciones, sin sentido alguno, por el tratamiento de la ley de tierras en comisión, escuchando a los mismos opinólogos, quejarse de "la rapidez" con la que se trató "sin debate", para al segundo siguiente decir "¿Por qué Cristina Fernandez no propuso esta ley hace 20 años, cuando era senadora, eh?".
O sea, la queja sería por lo rápido, pero al mismo tiempo por lo lenta.
Un hallazgo de la crítica al dope.
Del fondo del proyecto ni opinan.
Volvemos a la época de rebuznar por "las formas del kirchnerismo", atajo dialéctico con el cual los cagatintas corporativos buscaban un costado para emitir su denuesto, ya que es políticamente incorrecto -salvo para Vinagreta Pinedo; Pato Bullshit, y los neocon más recalcitrantes-declararse en contra de un proyecto con tanto consenso, como el de la propiedad de la tierra argentina.
Pero el venteo de gas de los que opositan, nunca deja de sorprender.
Los asuetos declarados para las fiestas, más allá del quejido, por lo general viejochotista, de "sólo sirven para fomentar la vagancia", no parecen ofrecer flanco a la crítica macroeconómica, más aún, luego del último fin de semana largo, donde el turismo batió todos los records históricos de consumo, cuantitativos y cualitativos.
Empero, una luminaria con sus anteojeras ideológicas ultraortodoxas de old-liberal puestas, me refiero al ¿economista? Bobby Chantanosky, se atrevió a propalar, hoy en el Palco de Doctrina, las siguientes estúlticias, que paso a glosar:

"Al leer la noticia de que el Gobierno declaró asueto el 23, 26 y 30 de diciembre , inmediatamente me acordé de aquél artículo de Federico Bastiat, 1801-1850 (NOTA: Bobby siempre abrevando en teóricos modernos) titulado La Falacia de la Ventana Rota.".
"Cuenta Bastiat que un chico travieso tira un ladrillo contra la vidriera de una panadería y la destroza. El chico se escapa, sale el panadero a la calle, se acerca la gente y, luego de escuchar las protestas del panadero, alguien dijo que, después de todo, podía verse el lado positivo de esta desgracia. Reponer el vidrio costaba 100 pesos, por lo tanto algún vidriero tendría 100 pesos más. La economía del vidrio se movería y crearía más trabajo. Además, si los vidrios nunca se rompieran, ¿qué sería de la vida de los vidrieros?".
"En definitiva, al romper el vidrio, el chico le generó trabajo al vidriero que tendrá 100 pesos más que podrá gastar en otra cosa y así generar más actividad en otros sectores y así sucesivamente.
La cantidad de feriados que viene dando el gobierno, además de acercarse al pan y circo e incentivar la cultura de la vagancia, no crea más riqueza.".
(NOTA: Era inevitable, tenía que aflorar por algún lado la viejachotez de este energúmeno).
"En realidad, continúa Bastiat, es cierto que el vidriero tendrá 100 pesos en su bolsillo y podrá gastar en algún otro producto, pero también es cierto que el panadero tendrá 100 pesos menos. Si el chico no le hubiese roto la vidriera, el panadero tendría la vidriera y con los 100 pesos se podría haber comprado una camisa dando trabajo al camisero y generando trabajo en otro sector de la economía. En definitiva, el panadero podría ser más rico porque tendría la vidriera y la camisa, el camisero progresaría y así sucesivamente. Pero gracias al chico, ahora solo tiene que reponer la vidriera.".
(NOTA: Como vemos, para Chantanosky el auge del turismo suma cero, toda vez, que se le "saca 100 pesos a uno, para darle a otro. Ni un estudiante de CBC de Economía, podría sostener semejante burrada).
"La falacia de la ventana rota muestra, por el absurdo, que la destrucción de bienes no es la forma de generar riqueza. Si el chico le hizo un bien a la economía rompiendo la vidriera con un ladrillo, entonces, choquemos los autos para darles trabajo a los chapistas y mecánicos. Podemos romper los semáforos para que los fabricantes de semáforos ganen más plata o demoler nuestras casas para que los arquitectos y la construcción en general florezcan. En definitiva, destruir riqueza llevaría al progreso.".
(NOTA: A esta altura, el sofisma de Bobby Chantanosky nos conduce a considerar a la industria turística como "destructora de riqueza". Como idiotez, hay que reconocer que es bastante original).

Sigue gasificando, Cacho Nosky:
"...La cantidad de feriados que viene dando el gobierno, además de acercarse al pan y circo e incentivar la cultura de la vagancia, no crea más riqueza, en todo caso, con todos estos feriados, trabajan más los restaurantes, hoteles y comercios de los lugares de turismo, pero el comerciante que tiene un negocio en la ciudad vende menos, igual tiene que pagar el sueldo de sus empleados, el alquiler y demás gastos fijos. Lo que se gasta en los lugares de turismo, deja de gastarse en las ciudades en que vive y trabaja la gente. Hay una transferencia de recursos de los centros urbanos a los lugares de turismo, pero NO se genera más riqueza. La teoría del gobierno sería: destruyamos la actividad en ciertos lugares del país para que la gente consuma en los lugares del turismo. El tema es que para consumir en el lugar de turismo, primero tiene que generar los ingresos correspondientes, justamente en los lugares que se destruye la actividad económica.".
(NOTA: Es curioso encontrar a un supuesto "experto" en economía, denotar tanta ignorancia en ciertos aspectos básicos, como ser que el turista gasta mucho más cuando viaja, que cuando se queda en su lugar de residencia, y por lo tanto se mueve más la rueda del mercado interno ante la aceleración del consumo. Y en cuanto a la supuesta "destrucción de riqueza", por caso las fábricas, implementan turnos adicionales, para recuperar los días feriados en los cuales la producción se paró, pagando horas extras, es decir un mayor salario. Se ve que esto tan elemental, no lo cachó, Cachanosky).

Para salir de esta flagrante pifiada, Bobby ensaya a continuación, un matiz "ahorrista" a la sarta de tontificaciones:

"....Pregunta, ¿quiénes se van los fines de semana largo? Fundamentalmente los jóvenes que trabajan porque como saben que no pueden ahorrar para comprar un departamento porque no hay créditos hipotecarios y jamás llegarán a juntar la plata para adquirir un dos ambientes, entonces, se gastan todo ayudando al auge de consumo del que tanto se vanagloria el Gobierno, cuando en realidad lo que tenemos no es un consumo sostenible, sino una explosión de consumo por desesperanza porque no vale la pena ahorrar. No hay futuro para esos jóvenes, por lo tanto, lo mejor es aturdirse con el presente en la fiesta de consumo...".

¡Dios mio, Chantanosky! Podemos extender esto, a la gente que este año compró 500 mil 0Km, 1,8 millón de autos usados, así como toneladas records de electrodomésticos.
Son ejércitos de desesperados menesterosos con tarjeta de crédito, linyeras consumistas que se drogan consumiendo LCDs, heladeras, lavarropas, autos, y mini vacaciones de fines de semana largo.
Sin dudas Bobby, tu eres un fervoroso partidario en adoptar la receta mágica griega. Esto es: rebajar salarios y ajustar por tiempo indeterminado, para que estos irresponsables, formados en la cultura de la holganza, no se lancen por las rutas argentinas a consumir salvajemente.

Es de perogrullo que, si algún nefasto día el alcalde subtífugo, Maurizzio, llegara a La Rosada, pondría en el Ministerio de Economia, a algún asno de la misma catadura mental que este Cacho Nosko.
Para pensarlo, eh? mientras subimos los bolsos al autito, y enfilamos hacia el mar, para sumarnos a la destrucción de la riqueza y el aturdimiento de la fiesta consumista.

15 comentarios :

Lilita Troscodamus dijo...

La tremenda chatura y mediocridad de los políticos opositores, es superada por lejos, por los teóricos opositores como este Cacho de Nosky..

JMM dijo...

Si la economia acompaña este segundo mandato, con "teóricos" como este, Lilita, la oposición no levanta nunca más. Parecen oligofrénicos.

Anónimo dijo...

Este Cacho no habrá comprado el título de economista, Polito?
No puede escribir semejantes pelotudeces.

iris dijo...

De hecho los fabricantes que promueven la obsolescencia psicológica de sus productos (todas la modas tecnológicas, la obsesión por el 0 km,hasta las modas de ropa) parecen creer a pies juntillas en la tan denostada "Falacia de la Ventana Rota". Aunque el usuario que usara su auto un año más, o mantuviera su viejo modelo de celular conservaría ese dinero y podría usarlo para comprar otras cosas o incluso para ahorrar ¿No? ¿irá este genio a explicarles que con su actitud los empresarios están destruyendo la economía? (aunque los costos ambientales sí existen y hay mucho que hablar sobre la creación artificial de necesidades mientras sigue quedando gente afuera de lo más elemental pero eso es otro tema que al gurú en cuestión no le interesa)

Polo dijo...

Mmmm, no sé, este Chantanosky es un paspado, pero la parte de "demoler nuestras casas para que los arquitectos y la construcción en general florezcan" me pareció bri-yan-te, espero que los lectores de LN le hagan caso y que el diario Libre en vez de tramontinas venga con una maza de 2 Kg en su nueva edición.

Polo dijo...

Perdón, en el posteo anterior omití la palabra "ricos" luego de "lectores". (Harto de discutir presupuestos)

misterzeta dijo...

Pero nadie le explicó a este buen hombre que así como hay mucha gente que sale de la ciudad para ir a lugares de veraneo, hay mucha gente que hace el camino inverso, que se va a las ciudades y que en general no suelen llevar consigo los alimentos, las bebidas y lo que va a consumir esos días, sino que lo compran en los lugares donde van a pasar esos días de descanso.
A lo mejor los fines de semana largo solo se puede egresar de las ciudades y estará vetado el ingreso a las mismas.
Otra cosa en general cuando la gente hace una reforma en la casa no tira una pared abajo para agrandar una habitación, o agregar una ventana, puta como no me avisaron la teoría de chantanosky,
Soy un ignorante no hay caso.

Panadero dijo...

Jajaj, Polo, bri-sssshante lo suyo, me hiciste c...de risa.

Carapachay dijo...

Tal cual Mr. Zeta, el mamarracho este de Cacho, se olvida que Bs.As, tambien es una ciudad que recibe turismo todo el año.
Un pelmazo importante.

Lilita Troscodamus dijo...

Me encanta la idea de Polo, una maza para los lectores de Lanata, para que destruyan sus casonas en José Ignacio y Punta del Este.
Iris: este idiota de Cachamosky, contó el mismo por radio, que en más de un seminario de empresarios, lo bajaron de la lista de oradores, "por ser demasiado agorero" (lo dijo él mismo así).
O sea que a los empresarios, ya no le roban la plata tan fácil estos charlatanes.

Anónimo dijo...

Adónde van a buscar a los analistas? A los cementerios o a los museos? Que amargo, que ganas de joderle la vida a los demás. Cuando escucho a personas que opinan como este salame decrépito me pregunto: Le faltará mucho para morirse? Sin desearle el mal a nadie, por supuesto.

Daniel de Temperley dijo...

Lililla, al lado del Cacha, es una mezcla de Madame Curie e Indira Gandhi.
Bien, ahora los dejo por un rato, voy al Easy a comprar ladrillos y una maza.
Saludos.

Anónimo dijo...

¿Cual es el criterio de seleccion de periodistas que tiene LaNazion, que escriben tipos como sstupido najul y este cacho de nosky? ¿No era la tribuna de doctrina? Mas bien parecen los borrachos del tablon.
HechoMaldito.

DIEGO dijo...

conozco muy de cerca algunos chicago boys

como ante el discurso de un criminal y su coartada, solía tener la duda...

son tarados?
son hijos de puta?

hoy estoy seguro de cierta tara de clase tienen

pero fundamentalmente, como en el caso de cachanosky son unos hijos de puta

si querés ser piadoso, no es más que una questión de clase,

no pueden ver otra cosa más que lo que vieron de cerca

a veces no por ricos sino por cercanía educacional.

Polito dijo...

Muchachos,Lilita, Iris:
Este tipo de homúnculos académicamente inimputables,por fortuna hoy son una minoria marginal, tras el desastre que provocaron sus teorias en la etapa del cuarto de siglo decadente (76/01).
Esa sí que fue una maza que destruyó riqueza nacional.
Pulsemos el pertinente sector de las tarlipes, a modo de amuleto, para invocar que cosos como este, no vuelvan nunca a manejar la economia.