24 de noviembre de 2011

LA NAZIÓN PROMUEVE OTRA CECI PANDERETA:

Lejos quedaron aquellos días, cuando Tia Bernarda Neustadt y The Nation, promocionaban chicas fans de Videla y Massera, como Ceci Pando y Karen BucoMujeca, de alto perfil mediático para propagandizar la causa de la amnistia a sus heroes de la represión.
Hoy Tia Bernarda NoEstá (Cuac!!), Karina se dedica a la actividad felatriz rentada, (tal vez con un portaligas verde oliva); y Pandereta se quemó cuando se le salío muy feo la cadena por televisión, al amenazar de muerte al funcionario de DDHH E.L.Duhalde, cuando condenaron a un grupo de amigos nazis de Ceci, en Corrientes.
Por suerte queda la Tribuna de Letrina, para defender los sagrados valores derechos e inhumanos.
En efecto, el tabloide mitrista parece que acaba de encontrar un reemplazo para las chicas.
Lo malo es que esta es menos de lo mismo, toda vez que la dupla Ceci y Karina tenia cierto aire sexy perversito, en cambio la nueva chica a promocionar, es un bagarto que bien pudo inspirar al cantautor Zambayoni, cuando compuso su innenarrable zamba "La Incogible".

Al respecto leemos en La Nazión, una nota del plumífero procesista, Mariano de Vedia:

"La promoción 111 de la Armada ha sido la más postergada en los últimos años. Al retiro forzoso de los capitanes de fragata Eduardo Pizzagalli, James Whamond, Gustavo Barreto, Jorge Sciurano y Marcelo Barbich, dispuesto el año pasado por "portación de apellido", se suma ahora el pase a retiro del capitán Marcelo Toulemonde, que había recibido sanciones por "no controlar debidamente a su esposa".
La decisión, comunicada la semana última a través de una nota de la Junta de Calificaciones, es el corolario de un proceso que comprendió el relevo de sus funciones, la aplicación de sanciones, la negativa al pedido de vista del expediente y una licencia médica por "trastorno de ansiedad". La acumulación de castigos concluyó con la nueva decisión de la junta, que recomendó expresamente su pase a retiro obligatorio.
Incluso, hace un año la propia Armada lo propuso para un ascenso retroactivo a 2008, al sostener que muchas de las imputaciones no tenían sustento y teniendo en cuenta sus méritos y años de servicio. Pero cuando el expediente llegó al Ministerio de Defensa su nombre fue eliminado de la lista de promociones.
"Vivimos un calvario de persecuciones", relató a La Nacion la ingeniera Mónica Liberatori, esposa del capitán Toulemonde, cuya reacción frente a un discurso de la presidenta Cristina Kirchner en el Colegio Militar el 22 de diciembre de 2007 derivó en una sucesión de represalias contra el oficial naval. En ese acto egresaba como guardiamarina el hijo mayor del marino, Agustín Toulemonde. Hace dos años, a fines de 2009, la propia Presidenta le entregó el sable de egresado a su otro hijo, Matías, que se graduó con el mejor promedio.
La esposa del oficial relató que el maltrato que su marido recibió en el Ministerio de Defensa, cuando a mediados de este año quiso averiguar por qué postergaban su ascenso al grado superior, le provocó trastornos de salud, por lo que se vio obligado a tomar una licencia médica.
"Un alto oficial de la Armada le imputó como falta grave haber concurrido al Ministerio de Defensa para ver su expediente sin autorización de sus superiores", contó la mujer, que es docente en la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Mar del Plata.
Al recibir la notificación del retiro, el capitán Toulemonde presentó un pedido de reconsideración al jefe de la Armada, almirante Jorge Godoy, aunque con pocas expectativas de que prospere.
LA REACCIÓN DE LA ESPOSA
Al recordar el entredicho en el acto oficial, la señora de Toulemonde dijo que no se pudo contener cuando la Presidenta dijo que los militares habían tomado las armas contra el pueblo. "Me indigné y atiné a gritar: «¡Larrabure!»", dijo, en referencia al militar secuestrado por el ERP en noviembre de 1974 y muerto después de un año de cautiverio en una "cárcel del pueblo".
Esa misma tarde, al regresar a Mar del Plata, su lugar de residencia, el capitán Toulemonde recibió una citación para presentarse de inmediato en Buenos Aires ante el almirante Godoy, quien le impuso una sanción de siete días de apercibimiento por "no controlar a su esposa".
Toulemonde se desempeñaba como jefe del Arsenal Naval de Mar del Plata y fue relevado del puesto. Recibió luego otras imputaciones, que lo hacían responsable por presuntas demoras en la entrega de repuestos de un barco y por la rotura de un motor. "Se le negó el derecho de defensa y luego se comprobó su inocencia", resumió su esposa.
"El secretario de Asuntos Militares del Ministerio de Defensa, Alfredo Forti, no respondió los reclamos y sólo dio explicaciones en una carta de lectores publicada en LA NACION en junio de este año. Le atribuyó al jefe naval responsabilidad "en una avería que inutilizó el motor del Buque Hidrográfico Puerto Deseado" y le imputó el incumplimiento de tareas de control y supervisión de la reparación del buque, "lo que LE CAUSÓ AL ESTADO UN PERJUICIO ECONÓMICO DE $ 1.395.360, además de comprometer la tarea de relevamiento de la plataforma continental", sostuvo el funcionario.
La mujer del oficial sancionado dijo que no hay constancia de la responsabilidad del jefe naval en esos daños y reiteró que nunca se le permitió ver el expediente.
Recordó que en noviembre de 2010 la Armada propuso su ascenso, con retroactividad a 2008, pero el Ministerio de Defensa, con directa intervención de Forti, congeló el expediente.
COMPORTAMIENTO:Tras el incidente con la Presidenta, la Armada le impuso al capitán Toulemonde un apercibimiento por "no controlar a su señora esposa".

¡OH Dios mio, Vedia! Cuan tremenda dictadura es esta.
A un pobre oficial que se equivocó por inútil, haciéndole perder al Estado casi un palo y medio, no se lo promueve a un máximo nivel, y en cambio se le da revanchistamente el pase a retiro.
Seguro porque su esposa gritó con heroica indignación, en pleno discurso de una lider terrorista que detenta el poder.
Esto con un gobierno militar serio no pasaba.
En los gloriosos tiempos del Almirante Massera, si la esposa de algún oficial naval se le daba por interrumpir a los gritos el discurso del comandante cero, las cosas se trataban de forma más discreta y civilizada.
Un recatado pistoletazo calibre 45, a la boca de la gritona en cuestión, y un silencioso pase a retiro del marido a las mazmorras de la ESMA, con gastos de picana y provisión de capucha incluidos, y el problema no pasaba de allí.
Esas eran épocas, Vedia.
Y no como ahora, con estos montoneros en el poder tan déspotas y crueles, que tienen el tupé de exigir respeto en los actos de una Comandante en Jefa civilacha.
Encima estos terroristas son especialmente vengativos con los maridos pollerudos, que no controlan los chillidos infrahumanos de sus esposas.
Que injusticia, lectores de La Nazión, indignaos.
Personalmente yo me indigno porque como dije, la ingeniera Liberatori es un bagre inmostrable.
Que vuelva Karina.

20 comentarios :

Panadero dijo...

Está la foto de la nueva Cecilia, en el portal de La Nación. Tiene razón Polito, es dantesca.

Carapachay dijo...

Todo vuelve. Vuelve a tener microfono Cavallo, Lopez Murphy, y ahora otra esposa indignada víctima del revanchismo montonero.

Sagardúa dijo...

Pobre, Neustadt no puede volver más del inframundo, Carapachay.
A lo mejor reponen Tiempo Nuevo en canal Volver, cuando Bernardo y Mariano hacia lobby para que privatizaran Aerolíneas, que en ese momento daban ganancias.

Anónimo dijo...

Sagardúa, una cuestión de estilo: Las palabras "Pobre" y "Neustadt" no deben utilizarse en la misma frase y mucho menos juntas.

gus dijo...

Mal lo suyo Polito,usted no entiende que la señora en cuestion es la version facha de la Pasionaria.En esto tambien debe respetarse la cuestion del cupo femenino,ellas tambien tienen derecho a ser tan nazis como los hombres.

Polo dijo...

Es verdad, a la ingeniera Liberatori no la toco ni con un arpón. A su marido hay que sancionarlo por irrespetuoso y también por bagayero, además de inútil.

Sagardúa dijo...

Tiene razón, anónimo, decirle pobre al hdp y finado Neustadt, es un gran exceso.
Lo paso a retiro, como al inútil del esposo de Liberatori.

Sambayón dijo...

Si Zambayoni se hubiera inspirado en Liberatori, su canción La Incogible, hubiera sido mucho más guaranga y por lo tanto, censurada por el Comfer.

Luis María Drago dijo...

Polo, su frase de no poder tocarla ni con un arpón a "La Pasionaria facha", que menciona Gus, es lo más certero que puede decirse, tras ver la foto del bagallo en cuestión.
Es realmente una atrocidad que al pobre esposo Liberatori, se lo obligue a volverse a su casa, con semejante mostrenco.
Lo hubieran mandado de agregado naval a Afganistan.

ahli dijo...

Luis María:
¡que magnífica capacidad de síntesis!
Nada podría agregar sin riesgo de alborotar el plácido recorrido de su pensamiento.
Sin embargo, no logro resistir mi necesidad de remarcar como punto de máxima creatividad su propuesta de destino a Afganistán. ¡Sublime!
Abrazo cumpa y militante habitual,
Aníbal

CORONEL CAÑONES dijo...

Ahli y Luis Maria, tendriamos que mandar cartas a La Nazión, pidiendo esta agregaduria naval en Kabul, para este oficial perseguido por los montoneros.

Vladimir dijo...

Movido por la curiosidad acudí a la nota de La Nación para analizar in situ la fotografía de la belicosa ingeniera. Al vislumbrar semejante pieza no queda otra alternativa que incorporarla a la última edición de un Manual de Teratología, para su estudio y evaluación. Respecto del marino creo firmemente que le dieron de baja por problemas en la vista. Mis respetos y saludos para todos.

Sociedad Protectora de Animales dijo...

Vladimir, la incorporación de Liberatori en un Manual de Teratologia, de criaturas anormales, es un acto de gran injusticia y discriminación para con los pobres terneritos y corderos que nacen con dos cabezas o seis patas. Despues de todo, son animalitos de Dios y no son tan feos como esta gritona histérica.
Habia que crear una disciplina nueva para examinar a esta monstruosa mujerona, horrible por fuera y más aún por dentro.

Sandra dijo...

Gente, dejen de hacer tantos chistes.
Hoy se murió Buzzi, hay que tener un poco de respeto en esta hora de duelo para la fea de Liberatori y de todos los que escriben en La Nazión Nazi.

Anónimos Anónimos (AA) dijo...

Palmó Bussi. Un hdp menos.

Anónimo dijo...

QEP (NUNCA) D.

Nomeatosigüeis dijo...

Mas allá del bagre inmostrable, lo que realmente asustó fueron los comentarios de los lectores.

Anónimo dijo...

Si los comentarios de los lectores de La Nazión asustarian a un nazi.

Anónimo dijo...

ay dios! me recuerdan a los ultramenemistas, otra ultra, pero con otro nombre! gracias a dios tengo la capacidad de pensar por mi mismo y no que la gente del poder central me diga que tengo que pensar! (algo terrible)

Anónimo dijo...

nO ME SORPRENDE QUE TE SANCIONEN POR EXPRESARTE. A MI ME HA PASADO Y NO ASCENDI MAS. ESTA GENTE SE CREE QUE LA ARMADA EN DE ELLOS. Y NO ES ASI SI ALGUIEN PUEDE MIRE LA CAUSA 8439/96 DONDE MUCHA GENTE FUE IMPUTADA Y NO ASCENDI MAS Y OTROS ASCENDIERON NORMAL