14 de junio de 2013

FRANCISCO,MAURICIO,JESÚS,PRIMO JORGE, HERMANO PEPE, TRIBILIN GUSTAVO, OPERADOR EMILIO, ETC: TODOS A LAS PUTEADAS:

Muy graciosa e ilustrativa reconstrucción hace Ibañez en Ámbito, de las gestiones espasmódicas por hacer una alianza entre las dos grandes potencias del neomenemismo sin Menem: Pancho el colombiano y Maurizzio el alcalde de Ascoland. Se reproduce en su totalidad, puesto que no tiene desperdicio.-------------------------- "-Yo con ese tipo no puedo hablar más. No me cuenten. - Jesús, hagamos un intento más, hablemos con él. - No puedo gordo, no me lo banco. Voy a esperar lo que haga Sergio y sino él no juega, voy con la boleta corta. Jesús Cariglino vomitó su enojo al teléfono de Jorge Macri. Un rato antes había enviado a un delegado suyo a Tigre para certificar, previo diálogo con Sergio Massa, su incorporación formal al Frente Renovador. A esa hora del miércoles, José Manuel De la Sota estaba en vuelo desde Córdoba. En Aeroparque lo esperaba Francisco De Narváez. Antes, el gobernador llamó a los operadores macristas: "Voy para allá así arreglamos este quilombo". En Capital, se instaló en el piso 17 del Hotel Emperador junto a Francisco "Pancho" Fortuna y un scrum denarvaísta: De Narváez, su mano derecha Gustavo Ferrari, José "Pepe" Scioli y Natalia Gambaro. - Estamos acá, vengan- invitó a los macristas. Llegaron Jorge Macri, el intendente de San Isidro Gustavo Posse y el ministro de Gobierno Emilio Monzó. - Hagamos un arreglo nacional -arrancó De la Sota. - No, nacional no podemos porque ustedes van hacia el peronismo y nosotros no. Hagamos provincia por provincia -planteó Monzó. - Bueno. Arreglemos Córdoba, Capital, Entre Ríos, Santa Fe y la provincia -propuso el gobernador. - Gallego, vos sabés que lo de Lavagna está muy difícil, Mauricio no quiere. Veamos Córdoba, si querés. - Córdoba no importa, muchachos. Lo de Baldassi no me preocupa. La elección se va a polarizar y no me va a afectar.(NOTA: El gallego está tranquilo porque piensa que los pocos puntos que saque Baldassi los recupera llevando al Mingo Cavallo, que algunos seguidores en el extremo derechoso de la docta, aún conserva). Hasta ahí De Narvaez miraba en silencio. Ninguno de las fichas en juego era suya. - Hablemos de la provincia -invitó. - Hagámoslo fácil -medió De la Sota- tres diputados nacionales para el PRO en los primeros doce lugares, el cuatro, el ocho y el doce, y dos expectantes, el 13 y el 15 o 16. ¿Les parece? Los macristas, en silencio, miraron a De Narváez. - Dale. Está bien. ¿Ustedes que dicen? -interrogó a los tres delegados de Macri que asintieron sin objeciones. - ¿Y los legisladores provinciales? -preguntó Posse. - Veamos sección por sección -habló "Pepe" Scioli. Era el atardecer y en el piso 17 del Emperador parecía que las añeja porfía entre De Narváez y Mauricio Macri, a esa hora instalado en su oficina de Bolívar 1, había dejado paso a la voluntad de acuerdo y, aun sin una foto entre los dos dirigentes, reaparecía como en el fatídico 2009 para el kirchnrismo, la Alianza Unión-PRO. Cuando detectó que el clima era amable, De la Sota se paró, se puso su campera de gamuza y sonrió como un ceniciento mediador papal. - Me alegro muchachos. Yo me tengo que ir a una cena, ustedes avancen con el tema de los legisladores provinciales. Hizo un saludo genérico y se fue. - Paramos 10 minutos y volvemos, ¿les parece? -propuso Jorge Macri. Los tres macristas salieron al pasillo para pasarle los términos del acuerdo a Mauricio. "Listo, cierren" dijo el jefe de gobierno casi sin detenerse en los detalles del pacto. En paralelo, Posse llamó a su apoderado para que frene la inscripción de una alianza propia en la Junta Electoral bonaerense, entre su partido Espacio Abierto; Propuesta Republicana y el Partido Demócrata Progresista (PDP). El denarvaísmo se quedó en el piso 17. A solas, calcularon lo que implicaba entregar 3 candidatos al macrismo, sobre todo ante la hipótesis de que Sergio Massa salga a la cancha. - ¿No es mucho, Francisco? -preguntó "Pepe" Scioli. De Narváez tardó en responder. Unos minutos antes le habían avisado que Hugo Moyano, quejoso por un reparto de espacios en las listas todavía incierto, había mandado a Octavio Argüello a anotar en la Justicia electoral su propio frente, al margen de la alianza encabezada por Unión Celeste y Blanco, el partido denarvaísta. - Si. Es mucho. Negocien más. Yo me voy. Quedaron Ferrari y "Pepe". Volvieron Macri, Monzó y Posse - Al margen de los tres diputados nacionales, ahora hablemos de los provinciales -retomó Monzó. - Son dos nacionales -dijo Scioli. - ¿Cómo? Hace quince minutos dijeron tres -reaccionó Jorge Macri. - Esta es otra reunión -se endureció "Pepe". - ¡Vamosnos a la mierda! -se enojó el primo Jorge. - Pará, pará, sigamos hablando -aportó calma Posse. - Si, muchachos, hablemos -intercedió Ferrari. - Veamos sección por sección. ¿En la primera? -preguntó Monzó. - Ustedes dos senadores -dijo Ferrari. - Listo. ¿La tercera? - Nada. La tercera nada -dijo Scioli. Jorge Macri bufó. - Ningún diputado provincial -agregó "Pepe". - ¿Cómo que no? -intervino Monzó como si no entendiese bien. - No, diputados no. Los tenemos comprometidos. - Están locos -estalló Jorge Macri y se puso de pie, enardecido. Posse lo agarró de un brazo y le habló al oído como un domador a un caballo furioso. Se gritaron maldiciones. Un tumulto de riña de conductores embotellados. Empezaron a sonar los telefonos.".--------------------------------------------------------------------- A esta muchachada tan dispuesta al diálogo y el consenso le queda poco más de una semana, para acordar una lista que deberá llevar forzosamente el sello partidario de sólo una de las facciones en pugna. Lo que hace el acuerdo, aún más díficil que el de formar un frente. Los cagatintas corporativos exudan nerviosismo por estos días. Su imperativo latiguillo "unansé" con el que taladraron cerebros por meses, tuvo un resultado contradictorio. No hubo acuerdo en el peronimo derechoso-Pro, caterva que confian llegará al poder para reestablecer el co-gobierno con las corporaciones. Y si lo hubo en cambio en la socialdemocracia derechosa, al menos en Asco City. Trátase de una tribu a la que pese al voluntarioso amontonamiento de figuritas, nadie apuesta ni siquiera en tapas corpóreas, a que podrán arribar a la Rosada. Me imagino la ansiedad de Jazmín Moraleja Solá, Luis Estúpido Majul o Giorgio Sanata. No, así la yepública no se salva. Aflojá, Maurizzio.

18 comentarios :

Carapachay dijo...

Cariglino con Massa, el primo Macri que detesta a Pepe Scioli, Macri que no lo puede ni ver al colorado... Que bolsa de gatos.

Donofrio dijo...

Y Moyano y Venegas en el medio, tirando también de la soga.
Es verdad, Luis Estúpido debe estar desesperado.

Xórdoba dijo...

Baldassi es un globo de ensayo (un forro de ensayo, mejor dicho). Lo que le debería preocupar a Don Gato es su ex Olga Riutort, que le puede dispersar el voto.

Polo dijo...

Era imposible que semejante rejunte de soberbios cediera algo. Al menos son coherentes con su forma de hacer polìtica: mezquina y egoísta.

Hernandez dijo...

Polo y Xórdoba: y como se la hicieron a De la Sota, el tipo se fue convencido que había mediado todo y se fue a morfar chocho de la vida.

Sagardúa dijo...

En ese "rejuntado de soberbios" confía Clarín y Techint?.
No les convendría más apoyar a gente más estable emocionalmente como Carrió?

uno dijo...

Digo yo....No les convendría más la formula Magnetto-Rocca o Pagani-Ratazzi.
Van a tener que hacer algo ellos mismos, porque los empleados candidatos son un desastre Che!

Roxana dijo...

Tiene razón uno, no se puede delegar nada en estos mamarrachos. Rocca y Magnetto estan furiosos con sus empleados.

Iris van Kirsten dijo...

Siga escribiendo estos skechts, polito. Son buenísimos.
El humor bizarro perdería mucho si mauri, el colo y demases dejaran la política.

ram dijo...

No sé ustedes pero a mí me parece que esto que están observando en el rejunte opo/opa y sus peripecias desventuradas es a causa del cepo al dólar que armó el marxista Kiciloff y el desayunador de niñitos rubios, don muy polémico moreno.
Sí, después del palizón del 2011, nuestro héroe mañeto pensaba importar una delantera eficaz, un aznar digamos, y nada, lo cagaron, no pudo sacar más verdes (y no va a gastar los que tiene afuera) y se le cayeron los contratos.
Pobrecito, apenas arregló con la carrió barbuda y se le terminó el stock de cráneos disponibles.... para peor el lechón más temprano que tarde va a necesitar un trasplante y no puede ser electo ni por 15 minutos (mercadería refurbished y sin garantía)... sí, la verdad es que éso es la verdad de la milanesa.
Si no les gusta el análisis, me avisan, tengo más, y peores, obvio.
DLS, qué es?, una memoria flash nueva?, existe eso?

unsufrido usuario del sarmiento dijo...

miren si siguen usando el champu preferido de cris,ELVIVE,produce daños colaterales,como por ejemplo la segunda tragedia del sarmiento sigan con esos analisis y se van a estrellar con la realidad,como nosotros ,lo del oeste,que en diez años somos victimas de la decada ganada

Tucho dijo...

Y si fue culpa del motorman y no fallaron los frenos, vas a pedir disculpas, falso-usuario-del- Sarmiento-que-usa-la-carne-humana- para-hacer-política-carroñera-y- miserable?

Manu dijo...

Tucho, te quedó un poco largo el nuevo sobrenombre de ano nimo.

Sandra dijo...

Iris lo más gracioso es como se ponen los "cagatintas corporativos", como los llama Polito. Empiezan a ladrarles órdenes desde sus columnas, se creen en serio que son empleados de su jefe Magnetto.

Chelo Saavedra dijo...

El lechón de proa ya va a caer de sus 20 puntos de ráting, así como la Carrió no barbuda, cayó de 3 millones de votos a 400 mil. En algún punto la masa televidente cacerolera que lo mira se va a aburrir y va a adoptar a otro aparato en su lugar.

JMM dijo...

A DLS, "la memoria flash nueva", seguro que no lo adoptan. No es ni siquiera gracioso como Luis Juez.

Diego Quiles dijo...

Brandoni, Donda y Prat Gay juntitos con Pino y Lilita.

Pocas veces visto este verdadero quilombo ideológico

Pachi dijo...

Si no mojan ningún cargo, Brandoni se la puede llevar a Donda a alguna obra de teatro en donde necesiten mostrar un par de tetas de plástico.