9 de febrero de 2013

SR. COTO: CONMOVEDOR EDITORIAL DE JAZMÍN MORALEJA SOLÁ.

Mientras escribo estas líneas, debo esforzarme para que no se me piante un lagrimón. Es que la columna de Jazmín en el tabloide mitrista, es hoy particularmente conmocionante. Una vez más la libertad de expresión y la yepública están amenazadas por la dictadura kirche-salafita que va por todo. Veamos algunas parrafadas:----------- "...Cristina Kirchner ha decidido que su campaña electoral se cifrará en hostigar, perseguir y, si pudiera, callar a los escasos medios periodísticos que quedan. Con la ley o contra la ley. Ésa es la política que explica el ENORME CASTIGO ECONÓMICO al que está SOMETIENDO a los dos principales diarios de la Capital, La Nación y Clarín, con la prohibición a los supermercados de contratar publicidad. El grave caso, que SOMETERÍA a los diarios a depender de la publicidad oficial o a la asfixia financiera, coloca un potente haz de luz sobre un gobierno crecientemente autoritario, sobre una oposición impotente y sobre un empresariado demasiado SOMETIDO...". ¿Qué pasó Moraleja, se acabaron los sinónimos? ¿O extrañás algún tipo de práctica de sometimiento sodomita, y tu inconsciente te obliga a revelarlo en público?. Pero salgamos de los laberintos emocionales de Jazmín y prosigamos con su columneta corporativa:---------- "...La independencia del periodismo está garantizada por su capacidad para AUTOFINANCIARSE. Necesita de la PUBLICIDAD VARIADA Y VASTA para ser INDEPENDIENTE...". Tenemos un ejemplo reciente de esta independencia que alude Moraleja. Hasta el año pasado, cuando aún operaba Repsol Depredator incorporated en el país, dejaba una interesante torta de avisos en el dúo corpóreo y había un plus de refino publicitario para los principales editorialistas. Ya es conocido el caso del Ganga Bonelli, quien por interpósita persona (su esposa profesora de inglés) recibía cientos de miles de pesos al año de parte de los repsolitas. Incluso Carozo Fernandez sin ser periodista, cobraba 25 lucas por mes para hacer lobby, bautizado por Carozo como "análisis de coyuntura". Moraleja también recibía una super generosa pauta para su plúmbico programa de cable de 0,2 puntos de ráting, "Desde el llanto". Por supuesto que se trató de una mera coincidencia, la postura unánime de los facturadores compulsivos de publicidad corporativa, de pararse furiosamente en contra de la nacionalización de la eficiente empresa petrolera privada, que de haber seguir en posesión de nuestro petróleo nos hubiera dejado sin una gota de combustible y sin un metro cúbico de gas, antes de 2017. Sigamos con las deposiciones de Jazmín:---------- "...El caso reciente se agrava porque el empellón contra la solvencia económica de los diarios no fue escrito en ningún lado. Nadie la firmó. Nadie se hizo formalmente cargo. Sin embargo, es una orden que en algunos casos compromete casi a un tercio de la recaudación publicitaria. La ausencia de un papel formal, cualquiera que fuera, impide, por lo tanto, el inmediato inicio de acciones judiciales. Se ha vulnerado el derecho a la propiedad privada, la de los supermercados, porque no pueden disponer de sus recursos como consideren conveniente. Y se ha instaurado, sin decirlo y sin formalizarlo, un peligroso sistema de censura previa. La publicidad es también información, sobre todo cuando se trata del precio de productos de consumo básico y diario de la sociedad. La publicidad es necesaria aún en el caso del extravagante control de precios. ¿Cuál era el precio de las cosas cuando sucedió el congelamiento? ¿Cómo accedería la sociedad a esa información crucial?...". ¡Dios mio, Moraleja! Nunca hubiera imaginado que los avisos de Coto de los domingos, eran imprescindibles para la democracia y el sistema republicano de gobierno. O sea, que la publicidad de Clarín respecto a que lo bancan los lectores que lo eligen todos los días, es mentirosa. En realidad era el Sr. Coto yo-te-conozco-, el que garantizaba la libertad de prensa. Pero vayamos terminando la lacrimógena pieza de nuestro calvo amigo de barbita Lenin, que concluye con gasificaciones del siguiente tenor:-------- "...Con la prohibición a los supermercados de publicitar en la Capital encontró un atajo: agredir seriamente la estabilidad económica de los diarios por fuera de la ley. Esa deriva despótica del cristinismo -que tiene en el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, a su expresión más cabal- es una provocación a la sociedad, no sólo al periodismo. Después de todo, la libertad de prensa no es un derecho sólo de los medios y los periodistas; es, fundamentalmente, una conquista de la sociedad argentina... La historia indagará luego sobre los comportamientos de unos y otros, incluidos dirigentes políticos opositores y empresarios. Sobre la incapacidad de unos y sobre la facilidad de los otros para doblegarse ante el matoneo verbal de Moreno.No se trata, después de todo, de la protección de ideas, ni de proyectos ni de políticas, sino de la defensa del capital sistema de libertades. Sin él, todos los argentinos serán otra vez víctimas.". ¿Leyó bien, Sr. Coto? Ud. figurará en los manuales de historia, por dejarse doblegar cobardemente por el matonismo verbal de Lazzie Moreno. Por su culpa atacan el capital de la empresa La Nac..., digo el "capital sistema de libertades", como lo poetiza Jazmín. Y no me venga, Sr. Coto, con que el propio Moraleja y demás editorialistas son los mejores publicistas que hay, para ir velozmente de compras a los supermercados. Es que todo el coro cotorro del duopolio, economistas del elenco estable y políticos seguidistas, vaticinan sin fisuras que el día 61 cuando venza el acuerdo de precios, viene la hiperinflación, y que pronto va a haber faltantes de mercadería. Que mejor publicidad que esa, cuya intención es que la gente salga corriendo a las góndolas y arrase todo de un saque. Encima es gratis, y se ahorran el costo de esos carísimos avisos a doble página. Pero no me venga con eso. Si Ud. no anuncia, los dueños del periodismo independiente, van a tener que hacer control de precios con los estratosféricos sueldos de algunos periodistas. El de Jazmín, por ejemplo. Esperemos que en ese caso, los lectores de La Nación, ya de regreso de Miami y/o Punta, puedan hacer una vaquita. Y que los emolumentos de Moraleja no sufran mella ni tala alguna.

18 comentarios :

Carapachay dijo...

Polito no sea malo con Jazmín. Lo dejó por otro el que lo sometía, se cortan los avisos de supermercados donde iba prendido. Eso puede desquiciar a cualquiera.

Donofrio dijo...

Parece joda, que unos avisos sean calificado como parte del sistema de libertades. Estos tipos ya se pasan de patéticos.

Roxana dijo...

Hablando de tala. Están talando de noche centenares de árboles en la 9 de julio. La gestión Macri, la que encubre tanto, el independiente Morales Solá.

Hernandez dijo...

¿No será que tanto poner seguido "sometimiento", es por un análisis proctológico de urgencia, que se tiene que hacer Jazmín? Para pensarlo.

Manu dijo...

Si hacen una vaquita, le dono una tarjeta sube con carga de 20 pesos a Moralito. No quiero verlo aflijido.

Anónimo dijo...

SI es por criticar trolos. Miren para el lado de Spolsky. Es muy comilón. Ese muchacho de pasado ucr nosiglista (cetrá, el diario la U, etc.), no tiene problemas económicos. Saca un bodrio periodístico tras otro que ni uds leen y el gobierno la paga sus consumos suntuarios. El día que se le termine la leche va a dejar un tendal de empresas en la quiebra y periodistas en la calle. Como hizo Fontevechia cuando cerró el diario. Parece que no le entra (y ojo que le entra todo) ni un aviso de super, pero la pauta que le manda el gordo Scocimarro y el patrón Abal le alcanza para garparse chongos caros.

A propósito Politrolito, cómo anda la pauta con ABal?

saludos

Aldo Raine (coleccionista de cabelleras)

Tucho dijo...

Un anti homofóbico a la derecha. Fumigueló del blog a este Aldo, Polito, no da para más. Está cada día más sacado.

Lilita Troscodamus dijo...

Que sinceridad brutal la de Moralito, ya ni metáforas ni elipsis, derecho viejo a defender la caja de la empresa disfrazada de "columna de opinión".

Hernandez dijo...

¿Cuando Aldotrolito, dice que es coleccionista de cabelleras, es porque lo peinan para adentro?

Pablo dijo...

Roxana es increíble la fobia macrista a las arboledas añosas, o mejor dicho la avidez macrista para pasar boletas super infladas por arbolitos en reemplazo de carísimos ejemplares. Quisiera creer que no surgen tambien curritos como hacer leña para vender, o peor, si se trata de lapachos, vender esa cara madera en aserraderos.

Chelo Saavedra dijo...

Manu, Moralito no toma un bondi, desde que el General Bussi le puso un chofer para llevarlo de visita a la Escuelita de Faimallá y otros campos de concentración en Tucumán.

iris dijo...

Las columnas de Morales son casi novelas mexicanas...yo misma estoy llorando ahora mismo (mientras hago tarta de zapallitos con cebolla).

ram dijo...

moralina solá lamentablemente tucumano, es un escritor barroco de ficciones reaccionarias, especialista en adornar sentimientos putrefactos de sus amos poderosos, ayer con el criminal de ocupación bussi (que te supo condecorar por los servicios prestados, moralina, dale, che, mostranos la medallita, diploma o la porquería que te dieron, así presumís de tu premio más mejor) y hoy con los dueños de la guita y los poderes que da la guita. Su eterno sacerdocio.
Factor común de don moralina, servicio, sirvienta, servil, servicial, servilismo,.... su ruta, su historia de vida.
Ya te falta poco, candidato al jonca con las manijas para adentro.

Sandra dijo...

Iris, es increíble que porque los diarios no publiquen por dos meses avisos de supermercado, eso indica que ya no hay democracia. Nunca deja de sorprenderme esta gente, tan desesperada por su "caja".

JMM dijo...

Iris, no llorás por Morales, que en realidad da risa y vergúenza ajena, es por la cebolla.

Xórdoba dijo...

Ram, proponga en sus pagos que le saquen la nacionalidad tucumana al adicto a avisos de supermercado, comprovinciano suyo.

Chelo Saavedra dijo...

Moralina tiene las medallitas que le dio Bussi en su caja de seguridad o en un banco en el exterior.

Manu dijo...

No sé por qué tanto lio con los avisos de supermercado, si según los diarios no va a haber mercaderia en las góndolas. Entonces para qué van a publicar avisos?