6 de mayo de 2012

OTRO GOLPE AL CORAZÓN DE TACUARÍ CORPORATION: ¿ USA NIEGA VISAS A DOS MAGNETO´S BOYS?.

Tremebundos días aciagos está pasando la gente del grupo comunicacional y de negocios diversificados, con sede en Tacuarí al 1800.
El dantesco mamporro recibido por el principal anunciante privado del oligopolio (resulta redundante decir Repsol) encontró un diagnóstico difícil de digerir en sus oficinas directrices.
Los ernestinos no pueden menos que concluir que el poder de convencimiento extorsivo de sus cagatintas estrellas, para alinear a la oposición contra el populismo expropiador, está en su nivel más bajo. En estos momentos es comparable a la influencia electoral que demostró Elisa Carrió en las pasadas elecciones.
Tal vez por ello, encontramos ayes, quejidos y lúgubres lamentaciones de parte de los plumíferos dominicales, y furia manifiesta especialmente dirigida contra los radicales.
En tal sentido, tenemos a una amargadísima Susaneta Clotilde Viau -que de las filas del troskismo guevarista, pasó a revestir, 40 años después, en las brigadas repsoleñas - pues no puede metabolizar el durísmo golpe sufrido por el periodismo independent, al perder predicamento corporativo la megaempresa a la que le alquila su pluma.

Hallamos también a un Julio Blanck, quien no se priva en la derrota de seguir con su tonito canchero y sobrador, al que le agrega pragmatismo hipermenemista en uno de sus conceptos.
Esto es, cuando interpela a los radicales porque, "confundieron principios con oportunidad".
Es decir, los boinales no votaron con oportunismo político contra la yegua de Cristina, quien según el magnetista, venía tecleando por "el escándalo Boudou y la tragedia de Once".
Si serán giles los radicales, dice entrelíneas Julio Ivisky... ejem perdón, quise decir Julio Blanck (NOTA: el otro es un periodista que nadie conoce, pero sugestivamente figuraba en los listados de Repsol, posiblemente contratado para tener prensa "amigable". Las malas lenguas, dicen que en realidad Ivisky es un nombre falso adoptado por Blanck, para cobrar sin hacer olas).
Son uno gilbertos, quiere significar el editorialista tacuariense, los dipus y senadores UCR porque no votaron con oportunismo y con picardía.
No introdujeron en la discusión petrolífera, todo lo que pudieran tener a la mano, hasta la sangre de los cadáveres del anden de Once, para buscar deslegitimar la intentona oficialista.
En lugar de ello, los muy ingenuos para Blanck, votaron de acuerdo a sus principios, a sus ideas, y a la historia de nacionalismo petrolero de su partido.
No son como Macri, que es un banana bárbaro, y lo rebancan en Tacuarí street.

Por su parte, Moraleja Solá arrugó en The Nation con su vengativa difamación a los diputados radicales, respecto a que su voto fue comprado a cambio de más designaciones administrativas en el Congreso.
Tras las airadas reacciones de Ricardito y Gil Lavedra, Jazmín prefirió no doblar la apuesta de su falsa denuncia, y dijo "habrá que creerles", haciéndose bien el dobolu.
Aunque no pidió nada parecido a una disculpa, por lo que el rencor boinal hacia él, va a ser difícil que se disipe.
Luego Moraleja Sola se internó en extraños cálculos aritméticas, criticando a la oposición por no representar "al 40% de la sociedad que no está de acuerdo con la confiscación".
El desvarío estadístico de Jazmín, no resiste el menor análisis (Por caso, Poliarquía mensuró un 28%, es decir menos del 30% responde expresamente que está en contra de la recuperación de YPF. Y esa es la encuesta con números más favorable para los repsoleños. Cómo serán las otras).

¿USA PERSIGUE A PERIODISTAS DE TITO MAÑETO?:
Por si fuera poco con tantas pálidas para Tacuarí Corporation, leemos en Miradas al Sur, la siguiente bombita de tiempo, que de confirmarse provocaría un estallido de fragmentación a impactar fuerte, en la ya magullada credibilidad de los medios de prensa magnesianos.
Hela aquí, con la firma de Walter Goobar:

-"Un resonante caso de espionaje internacional desbaratado en EE.UU. en junio de 2010, que haría las delicias de John Le Carré porque conserva el aura y la pátina de la Guerra Fría, tiene una inesperada derivación en la Argentina donde la embajada de EE.UU. le habría cancelado la visa a dos periodistas del Grupo Clarín: Daniel Santoro y Guillermo Lobo, bajo sospechas de integrar una red internacional de espías. En diálogo con Miradas al Sur, Santoro –ganador de numerosos premios como el Rey de España y el María Moors Cabot de la Universidad de Columbia–, se negó a confirmar o desmentir si el Departamento de Estado le ha prohibido el ingreso a su territorio.
Todo comenzó con una investigación en torno de una serie de pinchaduras de mails y teléfonos de la que fueron víctimas miembros de la Corte Suprema, políticos y personalidades. La causa –que actualmente se tramita en el juzgado de San Isidro a cargo de la jueza Sandra Arroyo Salgado–, estableció que Iván Velázquez –un hacker prófugo en el Uruguay– fue el responsable de ese espionaje, pero que Velázquez también podría haber trabajado para un servicio de inteligencia extranjero, el de Rusia más precisamente, para inmiscuirse en los correos electrónicos de diplomáticos norteamericanos y otras personalidades cuyas comunicaciones privadas se hicieron públicas a través de Wikileaks. En esa causa ya están citados a prestar declaración el periodista de La Nación Carlos Pagni, el ex titular de la Side Juan Bautista Tata Yofre, y el director de Seprin, Héctor Alderete, entre otros.
Lo que llamó la atención de los investigadores norteamericanos –que en junio de 2010 pusieron fin a lo que en su momento fue calificado como el caso de espionaje más grande y espectacular que Rusia llevó a cabo contra Estados Unidos desde el fin de la Guerra Fría– fueron los contactos entre Iván Velázquez y el periodista del diario Clarín Daniel Santoro y su colega de TN Guillermo Lobo.
Los diez agentes rusos comparecieron frente a un tribunal estadounidense bajo un cargo menor que el de espionaje. Es por eso que al poco tiempo hubo un “intercambio” en la pista del aeropuerto de Viena. Sin embargo, como coletazo de este caso, el FBI y el Departamento de Estado decidieron investigar las actividades de los dos periodistas argentinos.
Un mes después de que fue desarticulada la red rusa en EE.UU., Lobo fue sometido en agosto del 2010 a un extenso interrogatorio por parte de autoridades estadounidenses cuando quiso ingresar a ese país. El caso también produjo el desplazamiento de una funcionaria de la embajada estadounidense que mantenía estrechísimos vinculos con Clarín a traves de Lobo, y de “excelentísima” relación con uno de los Saguier, dueños de La Nación.
El autor de esta nota se comunicó con Santoro, quien a lo largo de un extenso diálogo telefónico se negó a confirmar o desmentir si su visa estadounidense ha sido cancelada
–Por consejo de mis abogados no voy a hacer ningún comentario. Todo esto es una campaña en mi contra montada por los servicios de inteligencia para desprestigiarme. Esa información sólo puede provenir de los servicios de inteligencia.
–Cualquier operación en su contra se desmoronaría con que usted me dijera que tiene la visa al día y que puede viajar a EE.UU. cuando quiera.
–La cuestión de las visas es un tema confidencial. Y esa información se publicó en varios portales sin que nadie me llamara para un comentario.
–Yo sólo puedo responder por mi trabajo. Y lo estoy llamando justamente para que haga su descargo.
–Es que esa información sólo puede provenir de los servicios de inteligencia. Yo respeto tu trabajo y tu trayectoria, y no puedo creer que te prestes a esta maniobra y uses como fuente una información de inteligencia. ¿Vos creés que yo puedo formar parte de una red de espías rusos?
–Yo no le estoy preguntando por el espionaje ruso, sino por su visa. Tiene muchos años en este oficio y a nadie se le hubiera ocurrido desmentir su investigación sobre el tráfico de armas a Croacia con el argumento que la información provenía de algún servicio de inteligencia. En lo que a este caso se refiere, yo tampoco me baso en fuentes de inteligencia, sino que he corroborado la información con fuentes diplomáticas y judiciales.
–¿Qué fuentes?
-Obviamente no las puedo nombrar. Pero toda esta nota perdería su sentido si usted pudiera decirme que puede viajar a EE.UU. cuando le venga en gana. Además, me llama la atención que si le han quitado la visa de manera injusta, no haga una denuncia pública, porque sería un atentado contra la libertad de expresión y de ejercicio del periodismo.
–Ya te he dicho todo lo que te podía decir.
Santoro es investigado por el FBI porque según los agentes estadounidenses, a mediados de 2003 el ex juez federal Juan José Galeano les permitió a los periodistas del equipo de investigación del diario Clarín –que Santoro comanda– tener acceso al informe secreto de la causa Amia que había sido elaborado por la Side y sobre el cual debía guardar estrictas medidas de reserva. Según el mismo informe del FBI, Santoro y otro periodista del equipo, digitalizaron el documento en forma completa.
Luego de este trabajo, el archivo digital correspondiente fue entregado a otro periodista del mismo multimedios. Unos días más tarde, en agosto de 2003, el periodista Guillermo Lobo habría viajado a Europa para entregar el material a los espías rusos, quienes, a su vez, habrían procedido a hacerlo llegar a su destinatario final: el gobierno de Irán, seriamente involucrado en el atentado a la mutual judía.
Para los iraníes acceder a ese documento secreto era cuestión de vida o muerte en esos días, porque el ex embajador de Teherán en Argentina, Hadi Soleymanpour, se encontraba detenido en Londres, acusado de haber participado en el atentado y Buenos Aires reclamaba su extradición a la Argentina. Pero la requisitoria finalmente le fue denegada por las autoridades británicas. En definitiva, Santoro es investigado por los norteamericanos por haberles entregado información sensible sobre la causa Amia a los iraníes.
Una fuente diplomática –que pidió reserva de identidad– confió a Miradas al Sur que ambos periodistas recibieron llamados telefónicos de la embajada estadounidense indicando que debían pasar por la sede consular para cancelar sus visas. Ambos se resisten a hacerlo, porque saben que cuando se trata de un procedimiento normal, los norteamericanos estampan un sello que reza “Cancelada sin perjuico”. Pero en sus casos lo más probable es que le coloquen otra, más lacónica, que reza simplemente “Cancelada” y que no sólo les impedirá viajar a los EE.UU., sino también les ocasionará problemas en todos los aeropuertos del mundo ya que ese sello se aplica a personas sospechadas de conexiones con el narcotráfico, el terrorismo o el espionaje. Otra fuente confió a este diario que Santoro –que guardó un curioso silencio frente a lo que podría ser considerado un ataque a la libertad de prensa–, está utilizando diversos canales de influencia para que la medida sea revertida.
Una fuente judicial argentina que de manera informal buscó una confirmación o una desmentida por parte de la embajada de EE.UU. recibió una respuesta más que elocuente. En lugar del clásico “No coment”, el funcionario judicial recibió una detallada explicación sobre la forma en que debía realizar el requerimiento de manera formal y ante qué agencias de la administración debía hacerlo, como así también la argumentación que debía invocar para que el pedido fuera tramitado de manera positiva. “Salí de allí convencido de que algo hay”, dijo a Miradas al Sur el representante de la Justicia argentina.
Lobo se recibió de locutor en el Iser en 1993, año en el que ingresó al staff de TN para dedicarse al análisis y tratamiento de temas científicos, muchas veces ligados a la salud. En ese mismo año comenzó a conducir el programa TN Ciencia. Según la investigación del FBI, esa cercanía al ámbito científico favorecía el contacto de Lobo con algunos rusos vinculados al espionaje.
En abril de 2005, Lobo viajó con su familia a España. Allí cambió de pasaporte para viajar a Moscú. Al término de su estadía moscovita, regresó a Madrid con pasaporte español para reunirse con su hija y volar –ya con identidad propia– a Buenos Aires.
Desde entonces los agentes norteamericanos siguen las actividades de Santoro y Lobo.".-

Como dice la nota, Santoro es un periodista de investigación de Clarin, que obtuvo prestigio internacional, al investigar el contrabando de armas de la época menemista.
Distinto es el caso de Lobo, quien es un 4 de copas de mostrador de TN, y que salió brevemente de un cuasi anonimato en oportunidad de discutirse el presupuesto 2011.
Recordemos que el grupo Ajjj logró sabotear en 2010 su sanción en diputados, dejando a una presidencia constitucional por primera vez en la historia sin su ley de leyes.
Pero en el fragor de los tironeos por el proyecto de ley, parecía que el gobierno contaba con alguna chance de lograr la aprobación, a la sazón porque muchos radicales estaban de acuerdo en votar afirmativamente en general.
En ese contexto, un par de radicales no asistieron a las deliberaciones en comisión por motivos clínicos, lo cual fue leído por los magnetistas como que fueron cooptados por el gobierno, para volcar la sesión en su favor.-
Un Guillermo Lobo al aire en TN, interrogó a ambos diputados, con el tono de un pesquisa policial:
-"Puede justificar la licencia médica que pidió? ¿Qué médico lo trata? ¿Dónde tiene su consultorio? ¿Cual es el número de matrícula? ¿Qué le recetó?", y otras preguntas de parecido tenor, dichas con prepotencia a dos legisladores nacionales, como si se tratara de dos sospechosos de cometer un delito.
Si se confirma la especie, y a ambos muchachos clarinistas les terminan cancelando sus americanas visas, tal vez Willy Wolf vea su rol cambiar, y en algún momento tenga que responder un interrogatorio hostil.
"¿Qué fue a hacer a Moscú? ¿Con quién se reunió, Guillermou?".-

17 comentarios :

Daniel de Temperley dijo...

Polito, permitame discrepar con ustéd.
La cloaca de Spolsky es la versión oficialista (y sionista) de la cloaca de Fontevecchia.

tio pepe dijo...

A mi me parece más "Ludo" que espía.
A mi me parece que "Toca el timbre"
A mi me parece que en lugar de "El halcon" debería ser "El marmota".

Carapachay dijo...

Obvio que de esto no salió una línea en Clarinete.

Donofrio dijo...

No te entendí el comentario Daniel, vos decís que esto es un verso de Spolsky? Entonces por qué Santoro no le dijo al periodista de Miradas al Sur, "tengo la visa, es todo falso, te mando una copia por fax y listo"?

Panadero dijo...

Estoy con Tio Pepe, ese Lobo, parece ser loboludo. No da mucho el perfil de espia ruso. El otro, no sé, parece más avispado.

Sagardúa dijo...

En estos momentos los periodistas de Clarin, no sirven ni para espiar.

Guiñapo Sanguinolento dijo...

En las películas los espías tienen más glamour, no esa cara de pe......do que porta Lobo.

Daniel de Temperley dijo...

Donofrio, me parece un verso la condición de Santoro y Lobo de espías rusos.
No te olvides que este Spolsky fué socio de Sofovich en el ultramenemista "El Expreso".
Ayer estuvo con Menem, hoy está con Cristina y mañana, Dios no lo permita, con Binner o Macri.
Es un mercenario.

Chelo Saavedra dijo...

Puede ser que tengas razón, Daniel, pero Woobar no es un periodista que se vaya a andar quemando así porque sí, sin ningún sentido.
Debe tener algún sustento lo de la cancelación de las visas, por ahí a estos dos de Clarin, los están investigando en EEUU por el tema Amia, y los tipos no tienen nada que ver.
Pero como dice Donofrio, por qué no desmintió Santoro, lo de la cancelación de su visa? ¿No será que es verdad que se las sacaron y los están investigando en el pais del norte?

Polo dijo...

Otra brutal agresiòn contra la prensa libre. Espero que la SIP exprese su enèrgico repudio, esto no debe quedar asì.

Anónimos Anónimos (AA) dijo...

Dantesco Polito, absolutamente dantesco. Da para argumento de una película clase B y todo. Supongo que Cornetín mañana saca la noticia en primera plana, no?

Manu dijo...

AA, no creo, eh, no creo, ni en la página 37 al costadito, puede ir esta noticia.

Tácito Empédocles dijo...

La Sip, Fopea, Adepa y todas las entidades deben denunciar este brutal atropello yanki contra la libertad de prensa, y la libre venta de causas judiciales escaneadas.

iris dijo...

Por irónico que sea que ellos los tengan problemas siendo los campeones del lamebotismo a los yanquis,una acusación de ese tipo suena a verso. Ni hablar de la obsesión yanqui por encontrar culpables de todos los males del mundo a los iraníes...de su supuesta participación en el atentado a la AMIA hay tantas pruebas como de la inteligencia y el buen gusto de Lanata.

ram dijo...

A ver, y seamos un poquitín honestos (sin exagerar que por algo uno es K).
Es sabida la paranoia y la tendencia yanqui a confundir seriedad con cara de culo, pero, la verdad, eh!; ¿Hay manera de mirar las posibles desventuras del boris y el iván clarinescos, sin una enorme y maravillosa dosis de morboso placer?
Si es cierto o falso, no importa, es divino!. Falta lanata, que tiene cara de doble agente sirio o iraní, no?

ANdeNES dijo...

Estimados colegas:

La Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual AFSCA ha creado desde hace ya algún tiempo la Agencia Nacional de Noticias Escolares ANdeNES como parte de la aplicación de la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual. En tal sentido ANdeNES alienta la participación de las escuelas, sus docentes y alumnos en la construcción de noticias e informaciones, contempla la recepción de toda actividad que las instituciones produzcan, propongan o sugieran para su difusión, para constituirse en referencia de un trabajo sistémico interescolar a nivel nacional y regional.

Desde AFSCA AndeNES les pedimos tengan a bien difundir la existencia de la Agencia entre sus adherentes, amigos, compañeros y simpatizantes, enviarnos material para su difusión y otras noticias e informaciones que quieran hacer llegar a las escuelas.

Desde ya el equipo ANdeNES AFSCA se encuentra a vuestra disposición para todo aquello vinculado a las escuelas, a la infancia y adolescencia y demás contenidos que se consideren relevantes.

Facebook: Andenes Afsca
Muchas Gracias

Pablo Campos
Director Equipo ANdeNES

Polito dijo...

Muchachos/iris:
A propósito de la polémica entre Daniel Temperleño y Donofrio, y lo que dicen Chelo e Iris, hoy apareció la noticia de marras en The Nation.com.
Allí dicen que Santoro va a demandar a Spolsky porque es todo una operación de la Side contra él y blabla.
Lo curioso es que, en ningún momento menciona si le cancelaron o no la visa, ni si el extraño viaje a Rusia del agente 0013, Willy Wolf con otro pasaporte, también es un invento de Spolsky y la Side (por lo menos en el portal de La Nación, no hacen ninguna alusión al respecto).
Como dice Walter Goobar en la nota aquí citada, todo se derrumbaría si la Embassy le conceda las visas a este par de pájaros.
En cambio, si se confirma que se las cancelaron, (justo a dos periodistas más o menos importantes, del pro-norteamericano principal grupo mediático argentino) habrá que preguntarse por qué.

PD: Ram, el gordo critica todo lo que sea reclamos por Malvinas, hace casting para ser Lord Lanata, y los kelpers lo quieren mucho. Me da más doble agente del servicio británico, a las órdenes de Mr. Bean.