3 de septiembre de 2013

OTRA OPERETA HIPER-RECONTRA-CHEQUEADA EN LA NADA.

El gordo merquero hijo de puPIIIIIIIta supo gozar a principios de temporada de programas que llegaron a medir entre 25 y 30 puntos de ráting. Ello gracias a shows armaditos con "testigos de la ruta del dinero K", y sobre todo por la presencia en el medio de taquilleros personajes del submundo farandulesco. Como sabemos esos "testigos" terminaron desdiciéndose en la justicia. Asimismo, en uno de esos programas apareció una supuesta soplaquena de Néstor, en calidad de garganta profunda que narró la presencia de "bolsos con dinero" en Casa Rosada. La hermana del gordo merquero, la gorda demente, como siempre fue la primera en correr a Comodoro Py con una copia en dvd del programa cómico de marras. Estando en trámite la causa, desfilaron la denunciante Quiroga y testigos propuestos por ella. El resultado no podría ser más decepcionante para los crédulos fans de los voluminosos gordo merquero y su hermana Lila. En efecto, no sólo no hay pista alguna para el juez de la causa sobre los bolsos en la Rosada, sino que también fue desmentido que la supuesta quenista de San Néstor lo haya sido en verdad, al declararse en el expediente que ella misma hacía correr ese rumor ante los demás empleados "para tener poder". A propósito leemos en P12, lo siguiente: "...Poco y nada quedó de la ampulosa causa judicial sustentada en las declaraciones de la secretaria de Néstor Kirchner, Miriam Quiroga, iniciada a raíz de la entrevista que le hiciera Jorge Lanata. Los cuatro testigos que ella dijo que iban a corroborar sus dichos la desmintieron, incluyendo hechos tan objetivos como que la oficina de Quiroga quedaba a 70 metros de la de Kirchner y que por lo tanto no es cierto –como afirmó– que ella viera todos los días quién entraba y quién salía. Pero el testimonio de quien fue pareja de Quiroga, Néstor Senyszyn, terminó por hundirla: dijo que Quiroga le contó que habló con Lanata para que le editaran su libro, que ése constituye su único ingreso, que ella misma se promocionaba como amante de Kirchner para tener más poder y que en los tres años de relación que mantuvieron nunca le mencionó que se llevaran o trajeran bolsos con dinero. “Yo he hablado con Miriam en estos años muchas veces, sí; pero que hablara de bolsos con dinero, jamás.” Senyszyn, custodio presidencial desde la época de Fernando de la Rúa, se vio con Quiroga en un McDonald’s de Cabildo y Federico Lacroze antes de que el programa saliera al aire: “Ella me dijo que lo hacía porque era el momento justo, ya que publicaría su libro y en ese momento Lanata tenía más de treinta puntos de rating”.En su declaración inicial ante el juez Luis Rodríguez, Quiroga propuso cuatro testigos: Marta Torres, Sandra Lafuente, Walter Abarca y quien fuera su pareja durante tres años, Senyszyn. En verdad, la propia Quiroga intentó bajarle el tono a lo que dijo en Periodismo para Todos: “Fue una cosa rara. Muñoz no me iba a decir a mí si llevaba dinero. Era muy reservado”, declaró ante el magistrado y el fiscal Ramiro González. Los imputados en el expediente son el secretario presidencial, Daniel Muñoz, cuya defensa ejerce Germán Soria, y el gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, defendido por el estudio Arlsanian y específicamente por Germán González Campaña. Peralta está casi desvinculado porque la propia Quiroga dijo que no tenía nada que ver. Los testigos propuestos por ella dejaron en claro que no era cierto que Quiroga estuviera todo los días en contacto directo con Kirchner. “La unidad de documentación presidencial, en la que estaba Quiroga, queda en la otra punta del piso donde está el despacho presidencial. Me pareció que todo lo que dijo en el programa de Lanata fue producto de su resentimiento porque fue dejada sin trabajo. Lo que dice no es cierto. Nunca llevó la agenda del presidente, la llevaba Oscar Parrilli. Y Néstor Kirchner era una persona muy reservada, que no aceptaba terceras personas en las reuniones que mantenía. Ella nunca fue la secretaria”, declaró Sandra Lafuente, testigo propuesta por la propia Quiroga.En su declaración del miércoles pasado, Senyszyn –que fue pareja de Quiroga durante tres años– va por el mismo lado, quitándole credibilidad. Según se desprende del acta: “... en lo atinente al lugar de trabajo de Miriam Quiroga, dice que tuvo varios, que recuerda el último al que ha concurrido, que tenía ubicación a la altura de la entrada ubicada en Balcarce número 78, una puerta que daba a esta arteria intersección con Hipólito Yrigoyen. Esto es el ala contraria a la que estaba ubicado el despacho del Presidente. Que de las ubicaciones que ocupó Quiroga no cree que hubiera desempeñado tareas en un despacho contiguo al del Presidente. Para que diga si sabe o le consta que se haya transportado en esos viajes bolsos con dinero a Río Gallegos o El Calafate, respondió que no le consta esa circunstancia. Para que diga si sabe que se hayan trasladado bolsos con dinero a Río Gallegos o El Calafate por vía terrestre, respondió definitivamente que no, en ninguno de los dos casos. Para que diga el declarante si ha conversado con Miriam Quiroga o con alguna otra persona del ámbito presidencial de estas circunstancias referidas al traslado o transporte de dinero u otros valores al sur del país, respondió: que yo he hablado con Miriam en estos años muchas veces sí, pero que hablara de bolsos con dinero jamás”.Antes de hacer su aparición en el programa de Lanata, Quiroga citó a Senyszyn –quien ya no está en el área de custodia presidencial debido a heridas que sufrió al repeler un robo– en el McDonald’s de Cabildo y Lacroze. Así lo cuenta en su declaración: “... que ella le manifestó que contaría su verdad de su interna con (Oscar) Parrilli, de su relación sentimental con Néstor, que debe aclarar en este momento nunca existió porque el explicante salía con ella en ese momento, lo cual llevó a que le dijera qué era lo que quería hacer. En el ámbito de la Casa de Gobierno efectivamente se corría la bola que ella era amante del presidente, lo cual era un especie echada a correr por la propia Quiroga para tener más poder”. Respecto de los bolsos, Senyszyn sostuvo ante el juez Rodríguez que “los únicos bolsos que ha manejado eran los que contenían las cartas que se recogían en los viajes que la gente le enviaba al presidente, eran miles de cartas, que esos bolsos contenían misivas vistas por el explicante, llena de ellas, pero nunca vio dinero en esa condición”. De las afirmaciones de Quiroga queda poco en pie. Ni su despacho era contiguo al de Kirchner ni veía las personas que entraban o salían y no encontró respaldo en los testigos que propuso respecto de los bolsos con dinero, aunque en verdad ella tampoco dice que vio el contenido de aquellos bolsos, sólo manifestó en la televisión que Muñoz le hizo un comentario diciéndole que estaban llenos de “verdes” y que el dinero se pesaba. Ante el juez, hasta rebajó su versión televisiva: sostuvo que fue una afirmación rara, dio a entender que podía ser un chiste. El expediente tiene poco por recorrer. Tal vez el juez quiera ver dónde quedaba el despacho de Quiroga y es posible que se proponga una pericia contable respecto de Muñoz. Sin embargo, el secretario ya fue absuelto –el fallo está firme– ante una denuncia anterior de Elisa Carrió y tras una pericia realizada por contadores de la Corte Suprema. El caso de los bolsos ocupó enormes espacios en los medios de comunicación, pero, por lo menos hasta ahora, resultó menos que chiquito en la Justicia.".------------------------------------------------------------------------------ El "libro" de la falsa soplaquena fue un fracaso, vendió muy poco. Agrava ello, que la causa judicial queda en punto muerto, por lo cual el valor editorial de dicha "obra" puede que caiga a precios que se acerquen al cero. En conclusión, las regalías de Quiroga en derechos de autor han sido muy pobres. Empero, puede que no todo esté perdido. Por caso la petisa de piernas morruditas con la cual convivió el gordo merca por quince años, le propinó un shot de cul harta de las escapadas semanales de éste a un bulo de Callao y Pacheco de Melo, con chicas-Tequila cuya tarifa abonaba la corpo. Tantos años snifando hacen merda la autoestima sexual de por si baja de un gordito manicero, y por eso necesitó revalidarla con felinos rentados y munido de cajas llenas de la pastillita azúl. Para peor -dicen- que el gordo merca se obsesiona con famosas y tira los galgos (en su caso los cerditos). A veces ayudado por desiguales relaciones de poder como puede ser la de un jefe con una empleada, obtiene algunos éxitos, como una bella y descerebrada sueca (que obtuvo sensibles mejoras contractuales, pues tampoco es una carmelita descalza). Pero también cosecha resonantes rebotes, como el caso de Karina Olga Jelinek, quien con un dejo de buen criterio y mejor gusto mandó a Giorgio a manicear a otra parte. Pero volviendo a la malograda estrellita Quiroga, puede que tenga otra oportunidad para ser relanzada en Periodismo para Tarados. No tiene más que acudir al depto que alquila el gordo merca en el Hotel Faena, al costo de 40 lucas mensuales (que paga radio Mitre ¡Y cómo lo viven al pobre Tito Mañeto!). Una leve inclinación rodilla en tierra ante el rey George, y tal vez a su brillante mente operacional se le ocurra como seguir con la novelita de los bolsos. Y si no, mala suerte Miriamcita. A veces la prostitución mediática no paga bien.

17 comentarios :

JMM dijo...

Polito, no le haga hacer asquerosidades a la pobre mitómana. Aparte el ráting del gordo manicero bajó a la mitad, ya no es lo que era.

Hernandez dijo...

Ya casi me está dando lástima Magnetto: no debe ver la hora de que la corte le salve el monopolio para ya no necesitar más al gordo merquero hijo de puta.

Roxana dijo...

Pobre sueca, que asco por favor.

Anónimo dijo...

Gordo manicero está muy buena, y felinos rentados anche. Un capo. Salute.

Diego Quiles dijo...

la verdad es que el optimismo biológico de Lanata es igual a su pragmatismo económico

donchango dijo...

Lo peor es que perdemos prestigio, de nuestra fama de sementales no va a quedar nada, cuando la sueca cuente que estuvo con Larrata pedorra.

Polo dijo...

El gordo tiene que incorporar un panel chimentero con Malena Massa, Caruso Lombardi, Lilita Carrió, Edu Feinmann, Moria Casán y el Dr Castro. El rating explota y Mañeto lo perdona.

ram dijo...

A mí, la verdad, no me gusta hablar mal de la gente pero, atorranta y todo, la sueca ésa no se merece transitar por semejante ejemplar rioplatense, un quemo para nuestra estirpe de machos vanidosos.
Pero permitanme esbozar una teoría complementaria, es obvio que la carrió barbuda ha decidido apostar por la auto extinción y, coincidentemente, va "extinguiendo" dinerillos de cierto señor de pocos amores y voz artificial que, ojito, puede tener la brillante idea de unir lo útil y lo bello, el ahorro de cuotas, bonus y "producciones" viajeras y una extinción, efectiva, oportuna y programada, entre el 20 y 27 de octubre. ¿O soy muy mal pensado y fantasioso?

Sagardúa dijo...

Ram y don chango, como argentino siento vergüenza de que la nórdica por más mercantilista que sea, se quede con la idea de que el semental nacional es semejante gordo manicero y con dificultades cocainómanas de erección. Aunque sea que le manden a Cacho Castaña o a Cópola que están viejitos pero van a levantar un poco la pésima imágen.

Chelo Saavedra dijo...

Ram: para mí estás en lo cierto después de octubre, la carrió barbuda se va a ir extinguiendo en la pantalla. Para colmo la Sarita esa que lo echó de la casa le va a sacar la mitad de lo que le robó al pobre señor Magnetto, una victima más en todo esto.

Tucho dijo...

Polo: andá a registrar la idea porque es un pico de ráting. Un duelo entre Feinmann y el gordo merquero por el tema del abuso de drogas eclosionaría la pantalla.

Sandra dijo...

"el optimismo biológico de Lanata es igual a su pragmatismo económico", muy buena definición de la rata gorda del albañal.

Carapachay dijo...

A propósito de las obsesiones del gordo merquero. En el blog del pájaro rojo, se contó hace un tiempo como larrata acosó sexualmente a Nancy Pazos, ex periodista, casada con Santilli el del Pro. Como la pelirroja que en ese entonces debía estar buena lo rebotó, el gordo no la dejó entrar a Página 12. Lo que se dice un tipo bastante miserable e hijo de puta.

Anónimo dijo...

El poder mediatico hizo mella en vos, Polo. No es M. Massa, es M. GALMARINI.

Polo dijo...

Es verdad, debería haber escrito "la crispada esposa del intendente de Tigre"

Iris van Kirsten dijo...

¿El libro se vendió poco, che? Que mal. la gente debería apreciar la calidad del papel, apta para prender fuego para el asado del domingo.
Es que son todos peronchos y sólo prenden fuego con el parqué :-)

Manu dijo...

No solo eso Iris, siempre una pata de una mesa queda en falsa escuadra. Qué mejor que el libro de la secretaria que queria ser flautista?